• Dólar Banco Nación $892.00
  • Contado con liqui $1058.29
  • Dólar MEP $1014.98
  • Dólar Turista $1427.20
  • Dólar Libre $1035.00
  • Dólar Banco Nación $892.00
  • Contado con liqui $1058.29
  • Dólar MEP $1014.98
  • Dólar Turista $1427.20
  • Dólar Libre $1035.00

Política

Columna de opinión

La Argentina con la que no dejo de soñar, aunque yo no podré verla

Oscar Feuillade Brites

Oscar Feuillade, contador y asesor fiscal, plantea 10 medidas fundamentales en materia política y tributaria para construir el país que anhela.

En abril cumpliré 76 años y sigo trabajando como contador. Amo de manera superlativa a mi país, a los sistemas políticos/tributarios diseñados para conseguir el bienestar pacífico de los ciudadanos y no dejo de soñar la Argentina que quiero, aunque yo ya no podré verla.

Oscar Feulliade es un destacado profesional rosarino.

Aclaro que estoy pensando en una Argentina a 25 o 30 años vista. Comenzaré por el final que no veré, pero que hace tiempo imagino. No ignoro la importancia de que en primer lugar está el combate sin tregua a la inflación, la corrupción, la inseguridad, el narcotráfico, la generación de confianza a los inversores, el pleno empleo, la educación que respete el principio de la excelencia, etc. Pero una vez logrado eso, para lograr que todo perdure en el tiempo se requieren también lo que yo denomino broches de oro, pues después de tantos años de sacrificio, no nos podemos dar el lujo de otra vuelta de calesita. Por eso:

1- Argentina necesita fusionar provincias, que es muy distinto al concepto menemista de crear regiones, lo cual trae más burocracia, es imprescindible acabar con los feudos políticos y nuestro federalismo es hipócrita, pues económicamente es un país unitario : Provincia 1, integrada por las Ex provincias Misiones, Corrientes y Entre Ríos. Provincia 2, integrada por las ex provincias, Formosa, Chacho y Santa Fe. Provincia 3, integrada por las ex provincias Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba y San Luis. Provincia 4, integrada por las ex provincias, Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza. Provincia 5, integrada por La Pampa, Neuquén, Río Negro y Chubut. Provincia 6, integrada por Santa Cruz y Tierra del Fuego. Provincias 6 y 7, generadas de la siguiente manera: La actual Provincia de Buenos Aires escindiría municipios, que pasarían a lo que actualmente es CABA y será una provincia más con un nombre nuevo. El resto seguirá Siendo la Provincia de Buenos Aires. El sistema unicameral será el de las Provincias y la Nación continuará con el bicameral. Desde ya que las provincias acordarán constituciones uniformes en sus partes esenciales y mantendrán autonomía, tanto política como económica.-

2- La capital debería estar en el corazón geográfico. Río Cuarto, por ejemplo.

3- Tener una ley de coparticipación moderna, que contemple el desarrollo de cada provincia, sus municipios y comunas. Los municipios sólo estarán habilitados para crear tasas por servicios efectivamente prestados, rindiendo cuentas de manera pública. En la nueva República, los municipios no podrán ser autónomos.

4- Contar con un poderoso sistema informático de control tributario, centralizado en la nueva capital política, con terminales en las capitales de las ex provincias, que reestructurarán sus sistemas de recaudación adecuándolos al centralizado, y capacitarán a su personal para que sean un control efectivo absorbiendo cada una gran parte del personal de la Ex AFIP, pues pasarían los nacionales a depender de las estructuras tributarias de las nuevas provincias. El nuevo Organismo Centralizado de control nacional y provincial, estará ubicado en la nueva Capital Nacional y atenderá todo lo que sea fiscal y parafiscal, es decir: Aduana (exclusiva de la Nación), Previsión Social (exclusiva de la Nación) e Impuestos (compartidos entre Nación y Provincias). La creación de aduanas interiores estará duramente penada por la nueva reforma constitucional. También poseerá una estructura altamente especializada para combatir la evasión significativa, que apoyará y participará activamente (en especial en materia de capacitación) con las estructuras de control provinciales.

5- Ser un empleado con cualquier rango en estos organismos, requerirá la toma de exámenes periódicos tanto sea para entrar, mantenerse en el cargo y ascender. La excelencia técnica y ética será el principio rector para todas las administraciones Públicas, y las remuneraciones estarán fijadas de manera acorde a las posibilidades presupuestarias y a la tarea desarrollada. La carrera de funcionario público, tiene que ser honorable en todo sentido y un ejemplo para los ciudadanos.

6- El sistema administrará y controlará de manera unificada el producto de la recaudación de todos los impuestos directos e indirectos y los pocos regímenes de retención y percepción que sobrevivan: Ganancias, Patrimonio Neto, I.V.A.; Impuesto sobre los Ingresos Brutos; Impuestos Internos; Cigarrillos, Monotributo (mediante nueva ley que lo reduzca de manera tal que se elimine el enanismo fiscal). El impuesto de sellos no existirá más al igual que el régimen de precepción del impuesto sobre los débitos, créditos bancarios y operaciones sustitutivas. El sistema integrado administrará también Patentes e Inmobiliario. Desde el 2026 en adelante se irán eliminando tributos directos e indirectos en la medida que vayan disminuyendo los costos de la estructura de la Nación y de las Provinciales.

7- También el mismo sistema, se encargará de distribuir de forma automática y mensual lo recaudado por el impuesto a las ganancias. El impuesto sobre los bienes personales, tiene que haber retornado al original esquema de Impuesto al Patrimonio Neto y con una alícuota razonable.

8- La calidad de los controles tiene que tender a eliminar el desmadrado esquema de retenciones nacionales y provinciales, que terminan generando inequidades sectoriales por saldos a favor. Esta revisión de los sistemas de retenciones tiene que comenzar necesariamente dentro de este nuevo ciclo que se ha iniciado en el 2024, de manera conjunta con una profunda reforma impositiva (nacional y provinciales) de corto, mediano y largo plazo, pero prevista de antemano, que contemple alícuotas, escalas, topes innecesarios, procedimientos, sanciones, exenciones necesarias, innecesarias y las prebendas.

9- El IVA necesita una revisión inmediata, que salvaguarde su neutralidad, principio fundamental por el cual fue creado.

10- El blanqueo del trabajo en relación de dependencia oculto bajo la figura del monotributo, en especial en los organismos públicos tiene que desaparecer. El Código penal, tendría que contemplar esto como una figura más para responsabilizar a los funcionarios públicos. No sólo en cuanto a la recaudación previsional, sino porque genera corrupción. Con relación a las empresas privadas, el tema es más complejo, pues las hay evasoras por principio, pero también están las que no podrían subsistir dando empleo si no fuera de esa manera. Es otro motivo más para la necesaria reforma laboral.

 El principio de capacidad contributiva debe hacerse realidad en la práctica. Las restantes cosas surgirán de una revisión de la reforma impositiva, que no pasó la etapa del Congreso.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Política

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?