Ocio

La pandemia lo tiene mal

Empresario rosarino fue desalojado de un negocio del deporte

A raíz del tema, hay cruces de telegramas por incumplimientos.

El empresario rosarino Fernando Riccomi, titular de la prestadora de servicios de salud Medycin, se quedó sin un negocio que lo tenía metido de lleno en el mundo del rugby. Es que la Unión Argentina de Rugby (UAR) le rescindió el contrato a Ceibos -franquicia de la que Riccomi era gerenciador- para hacerle lugar a Jaguares, que se quedó sin competencia luego de la disolución del Super Rugby a causa de la pandemia de coronavirus.

 

Es un hecho que Ceibos no será la franquicia que estará en la próxima Superliga, ya que al cambiar el escenario por la pandemia y las condiciones de la misma para el 2021, provocó que entre otras cosas se rompa el vínculo contractual entre Ceibos Rugby y la UAR.

 

El Covid-19 lo tiene a mal traer a Riccomi. En marzo pasado, al inicio de la pandemia, el empresario rosarino regresó de Chile junto al equipo pero no cumplió la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno. Sus vecinos lo denunciaron y la Policía lo fue a detener a su domicilio. Un escándalo.

 

Ricommi era quien gestionaba a la franquicia en lo económico a partir del acuerdo al que había llegado con la Unión Argentina, y que se había firmado hasta 2026, para que Ceibos jugara en este certamen regional, que cuenta con participación de equipos de Uruguay, Brasil, Chile, Colombia y Paraguay.

 

Ahora, el empresario rosarino es apartado de la franquicia Ceibo, dado que la UAR planea poner en su lugar a los Jaguares, que viene de quedar fuera de juego en Oceanía por el Covid. A raíz del tema, hay cruces de telegramas por incumplimientos.

 

La UAR deberá responder por la rescisión del contrato, que inicialmente se había firmado por cinco años. “La UAR rescinde no por incumplimientos, sino porque cambian las condiciones del torneo, ese es el argumento. Después enuncian en la carta documento una serie de supuestos incumplimientos de un contrato que sigue siendo igual de confidencial y la UAR al hacerlo público tiene otro incumplimiento más”, dijo el empresario.

 

Según trascendió en el contrato, Riccomi se hacía responsable del pago de un canon, en cuatro cuotas trimestrales. Y en cuanto a este punto hay diferencias entre la UAR y Ceibos. La entidad aseguró, a través de una carta documento, que el empresario rosarino no pagó de la primera cuota. En tanto, Riccomi entiende que al suspenderse los torneos en 2020, por ende el pago de cualquier canon hasta el año siguiente.

 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Ocio

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.