Seguínos en:
Negocios

Tendencia en Rosario

Sale con picada: crece la experiencia de comprar un vino y descorcharlo en el lugar

No son pocos los negocios que con bodega disponible arman una oferta más integral para tentar al cliente.

Ir a una vinoteca, elegir la botella y descorcharla en el lugar picando algo, ya no es una ilusión, sino una tendencia que cada día cobra más fuerza en Rosario. Distintos espacios de la ciudad ya ofrecen este servicio que junta no solo adeptos al vino, sino también amigos y familiares.

Compartir un vino es compartir una salida. Hoy se puede ir a una vinoteca, elegir la botella y llevarla a casa. También la irrupción del Covid-19 disparó la demanda de venta de vinos online con entrega por delivery. Pero, una de las opciones que cada vez más vinotecas y delicatessen incorporaron es la venta con descorche.

Es la posibilidad de elegir una botella de la bodega y descorcharla ahí mismo -con un costo que ronda entre $20 y $30- y, a su vez, sentarse a comer o picar algo. Es una tendencia que c se expande con nuevos negocios que se lanzan al mercado con esta opción.

Espacios como Abarrote - Paraguay 732-, Belgrano Café Birra Vermú - Av. Provincias Unidas 770-, Il Mercato - Pellegrini 1697-, Varon Wine Bar - Dorrego 1182-, Mercado Oroño -Bv. Oroño al 100 bis-, son algunos de los que están marcando el camino de un nuevo servicio que pareciera caerle como anillo al dedo a todos aquellos que disfrutan de tomarse un vino.

En el caso de Abarrote, uno de los pioneros en la modalidad, “no fue pensado”, sino que surgió por una “espontaneidad”, dijo a Punto Biz uno de los socios gerente, Estanislao Chamut. Por lo general, “venían amigos y siempre descorchábamos un vino”. Así fue que, cuando se mudaron al nuevo local en Paraguay 732 desplegaron esta nueva opción que hoy ya es tendencia y otros ya imitan. “Es la experiencia de que cada uno se sirva su vino”, agregó.

Los números que ofrece el Observatorio Vitivinícola Argentino, correspondientes al 2020, señalan que el consumo aumentó notablemente en contraposición con lo que pasó en el resto del mundo: el volumen despachado al mercado interno aumentó un 6, 7%, mientras que a nivel global cayó un 13, 6%, señala el informe elaborado por la entidad.

 

Vino por delivery

La pandemia obligó a que muchas vinerías y delicatesen tuvieran que adaptarse e implementaran sistema online de delivery. Sin dudas que las ventas sorprendieron a más de uno.

Es que el consumo de vino por entrega a domicilio escaló a niveles impensados. Muchas personas se volcaron de lleno a tomar alcohol en el medio del confinamiento y el vino fue una de las bebidas más elegidas.

El boom de promociones y de nuevos negocios que se expandieron por las redes sociales –Instagram fue la predilecta-, expusieron sobremanera la demanda de vino que hubo a lo largo del 2020.

A su vez, Rosario tampoco está exenta de las cifras que maneja el Observatorio Vitivinícola Argentino, que destaca que aproximadamente, un 15% del vino comercializado durante el año 2019 en el mercado interno (130 millones de litros) se vendieron por el canal on trade (bares y restaurantes), en tanto que el restante 85% fue vendido a través del canal off trade.

Para Chumut la venta online de vinos por delivery tuvo su “impacto” en “los primeros meses”, pero después, pese a que aumentó el consumo de alcohol en pandemia, “mermó un poco” la demanda por este canal. Sin embargo, siguen ofreciendo el delivery por whatsapp.

En base al informe, en el ranking de formatos de consumo, se ubica primera la botella de 750 cc, con un 55% aproximadamente, seguida por el tetra brick con el 40% y el 5% se reparte entre el botellón de 1,5 litro y la damajuana.

20.02.2021 07:00 | Fuente: Punto biz

Más info
Certificados SSL Argentina