Seguínos en:
Marketing

La llegada de Maradona a Newells

La estadía de Diego en Rosario convulsionó a las marcas

Los sponsors no se quisieron perder el paso del Diez en la ciudad. La jugada de Paladini y Pepsi. 

En 1993 se dio lo impensado. El mejor jugador del mundo, Diego Armando Maradona, de manera totalmente sorpresiva, se puso la camiseta de Newell’s. ”En esa época en Newell’s entrenábamos a las seis de la mañana y yo después viajaba todos los días a Buenos Aires a intentar convencer a Diego, los jugadores no entendían un carajo, no lo sabían. En el grupo estaba, entre otros, Gerardo Martino, Norberto Scoponi y Jorge Theiler. Después de la práctica me iba a rápido a Buenos Aires. Hablábamos por teléfono con el papá, la mamá y la mujer de Maradona. A la familia le decíamos que Rosario era espectacular, más hermosa que Las Vegas. Charlábamos todos los que tenían relación con él para tratar de convencerlo”. El que habla es Jorge Raúl Solari, DT y hacedor de aquella proeza que fue que Diego se vista de rojinegro para el mundo entero.

 

Aunque su paso fue fugaz, el fútbol de la ciudad cambió para siempre. Y marcó a fuego la historia de Newell’s, que por aquel entonces era presidido por Walter Cattáneo. En la primera semana de septiembre de 1993, Maradona le dio el ok a Cattáneo para jugar en Newell’s. Y el club debió negociar contrato y condiciones con el astro mundial. 

 

Maradona firmó un contrato por u$s4.500.000, a pagar en tres cuotas. Inmediatamente al club del parque Independencia le llovieron invitaciones para ir a jugar amistosos, desde Brasil hasta clubes de Asia.

 

La presentación se hizo en el estadio cubierto de Newell’s. Y enseguida, los sponsors pelearon por un lugar de privilegiado en semejante evento. Aquel día que Maradona se calzó la rojinegra y ganó Paladini, que logró estampó su logo detrás del crack. Según cuentan las crónicas de entonces, el frigorífico pagó u$s150.000. Paladini se impusó así a gigantes como Pepsi, la gaseosa que se había estrenado como sponsor de los leprosos en 1992. 

 

Pese a la insistencia de instalar la marca de la gaseosa en la conferencia, la respuesta siempre fue negativa. “Diego toma gaseosa light, si ustedes no tienen, él va a tomar un sorbo en la conferencia. Pero la gorra con la marca no se la pone, eso tiene otro precio”, fue la respuesta de Marcos Franchi, representante de Diego.

 

Cuando se hizo la firma del contrato entre Maradona y Newell’s, minutos antes se acordó que la bebida azucarada pagaba u$s50.000 por acompañar con su lata la mesa en la que estaban el diez y Cattáneo. Los dirigentes del club se enteraron después. Según publica el diario Pagina 12, Newell’s cobró u$s25.000 y la otra mitad se pagó con mercadería. En menos de 24 horas, Diego le generó a Newell’s ingresos extraordinarios.

 

Una editorial de Buenos Aires imprimió 100 mil ejemplares de un poster de Maradona con la rojinegra en Bella Vista. Al diez se lo veía con sonrisa ancha y pisando la pelota. Se vendió en los kioscos de diarios y revistas y se agotó todo lo que se editó. A Maradona le correspondía el 50 por ciento de esos ingresos. Pero todo ese dinero lo donó a las divisiones inferiores del club, recuerdan en el parque Independencia.

 

26.11.2020 14:12 | Fuente: Punto Biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina