Seguínos en:
Gestión

Se abre un nuevo escenario

Seis consejos para buscar empleo en la era post pandemia

Lo peor de la crisis sanitaria parece haber quedado atrás con el aislamiento, aunque se siguen sucediendo las noticias de rebrotes y cuarentenas individuales. Aunque los datos no animen a hacerlo, hay que poner manos a la obra y probar suerte, con determinación, paciencia y perseverancia. Ni en esta etapa ni  en otras más favorables, va a venir nadie a buscarte para darte trabajo, y hace mucho que no es suficiente con darte de alta en una web o escribir unas pocas líneas en un procesador de texto.

1. La importancia de definir una estrategia

Definir una estrategia implica marcarse un objetivo que ayude a tener las ideas claras y visualizar lo que se está buscando. Es necesario saber qué eres y qué quieres profesionalmente para poder mantener el foco.

2. La marca personal y la visibilidad

La persona que busca trabajo es plenamente conocedora de su trayectoria, sobre todo en lo que respecta a la formación y a la experiencia. Conoce (o debería conocer) sus fortalezas, aquello en lo que se puede considerar especialista y en lo que puede aportar valor. Si se construye y se trabaja una marca personal, algo viable en la era de las redes sociales, habrá más posibilidades de hacer llegar a las empresas el motivo por el que tiene que contratarte.

Sería conveniente también estudiar bien el tono en el que vas a dirigirte a tus potenciales empleadores, especialmente a través de los documentos que vas a hacer llegar. Puedes visitar webs especializadas donde aprender a elaborar la carta de presentación, y es bueno que busques la interacción: vale más un mensaje en LinkedIn que el envío de un CV por correo electrónico, a no ser que se trate de una oferta concreta y que hayan especificado esa dirección.

3. Estar al día y en movimiento

Se insiste mucho en que lo de buscar trabajo es un trabajo. No lo es, no hay remuneración económica, pero sí puede haber recompensa: un empleo. Lo que quiere decir esta frase es que hay que marcarse unos horarios, unos objetivos diarios (recuerda lo importante que es definir tu estrategia) y ser constantes. De nada sirve mandar ocho CV un día y olvidarse una semana, porque además eso va en contra de trabajar la marca personal. Hay que informar a la red de contactos de la búsqueda, tanto familiares, amigos y conocidos como agregados en redes sociales, sobre todo LinkedIn y Facebook. También es recomendable asistir a charlas, eventos y talleres del sector, así como rastrear con frecuencia las webs de empleo y los portales especializados.

4. Cuidar el currículum

Entre oferta y oferta, siempre hay cosas que matizar en el CV. Es muy tentador lo de enviar correos masivos y a ver qué pasa, pero no recomendable. De hecho, la relación envío de currículums/llamadas recibidas será baja y hará mella en tu ánimo: tantos CV para tan poco éxito. Habrá veces que te interese destacar la formación y otras la experiencia, por lo que te interesará modificar la distribución, por ejemplo. La carta de presentación, por otra parte, debería cambiar siempre.

6. Saber qué buscan y causar buena impresión

Podrás modificar el currículum, como te exponíamos en el punto anterior, si has leído bien la oferta y sabes qué piden. Tiene que haber algo que te indique que tú eres la persona ideal para el puesto, y es eso lo que debes usar para contárselo a ellos. Así pues, lee bien requisitos, funciones, habilidades o experiencia, y casa la información con la de tu trayectoria.

05.08.2020 11:29 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina