Seguínos en:
Gestión

Por Daniel Colombo

Diez actitudes que revelan tu profesionalismo aun en medio de la crisis

“En medio del caos y las crisis, la falta de profesionalismo se nota más en los colaboradores. Hay cosas que son, y no pueden ser a medias. Y una de ellas es el profesionalismo”, me comentó uno de mis clientes, empresario del sector automotriz. 

En el mundo laboral se es o no se es profesional; sin medias tintas. Y sabemos que poseer un título profesional no garantiza tener profesionalismo. 

Se trata, entonces, de contar con la cualidad de la excelencia aplicada al desarrollo de determinada actividad, donde se destacan los valores, la responsabilidad sobre el proceso y el resultado, el compromiso puesto en la tarea y la calidad superior en todo momento.

En medio de las crisis suelen desatarse otro tipo de micro crisis que afectan notablemente la dinámica que se ha visto alterada por completo por los acontecimientos.

Con este marco, se percibe a la distancia a aquellos profesionales de verdad; esos que, puestos sobre los desafíos, poseen capacidad de maniobra, equilibrio emocional, habilidades para la toma de decisiones y, a la vez, los aspectos fundamentales de su rasgo de excelencia en el desempeño.

Entendiendo que las crisis producen desvíos en la productividad y en el mundo emocional de todas las personas, los verdaderos profesionales lo asumen como un reto a superar, algo que los motiva e impulsa a liderar con mayor esfuerzo y entusiasmo.

Estas diez actitudes marcan una gran diferencia entre quien es un verdadero profesional, y los demás:

 

1. Cumples todos tus compromisos

No hay lugar para las excusas porque los entornos requieren de decisiones valientes y rápidas.

 

2. Renegocias con tiempo lo que no puedes asumir

En momentos V.I.C.A. (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo), las cosas cambian permanentemente. Entonces es de un buen profesional renegociar las formas de aquello que no puedes asumir.

 

3. Puntualidad y pulcritud

En cualquier aspecto marca la distinción entre el buen y el mal profesional.

 

4. Cooperación

Este espíritu surge con más fuerza en las crisis, y se percibe quiénes lo hacen un valor principal.

 

5. Solidaridad

En este caso, el profesionalismo se manifiesta en que mancomunan (común unión) con otras personas y redes de networking apoyando el bien mayor de quienes lo necesiten.

 

6. Te interesas por los demás

Como integrante o líder de un equipo, es genuino tu acercamiento para saber cómo están las personas que te rodean y actúas de formas que apoyen y eleven aún en medio de lo peor del momento.

 

7. Logras equilibrar la vida personal y profesional

Los profesionales excelentes saben mantener el balance entre los dos ámbitos de la vida porque son conscientes de la importancia que tienen los vínculos de calidad.

 

8. Destinas tiempo para ti

Otro rasgo distintivo es que, además de su alto nivel de cumplimiento profesional, no postergan en su tiempo personal, ya que necesitan recargar pilas para volver fortalecidos a la alta demanda que tienen.

 

9. Haces pausas y evitas sobrecargarte

Dentro de la jornada laboral, se agendan pausas activas y organizan su tiempo de forma óptima, priorizando lo importante por sobre lo urgente, y sobrellevando lo que irrumpe con espíritu de superación y aporte.

 

10. Compartes sólo información valiosa y oportuna

Tener profesionalismo en una crisis es contribuir de la mejor forma con aportes de valor, teniendo una visión ampliada de 360° para anticiparse a problemas mayores, y saber ver las tendencias del mercado en que se...

31.07.2020 07:45 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina