Seguínos en:
Construcción

Hubo nueva reunión

Deuda por obra pública: 3 contrapropuestas de constructores al gobierno

(por Mariano Galíndez) Si el gobierno no mejora la propuesta, las empresas de la construcción sufrirían una quita del 50%

Los ministros santafesinos de Economía, Walter Agosto; y de Infraestructura, Silvina Frana; mantuvieron este jueves una nueva reunión con los representantes de las Cámaras de la Construcción de Santa Fe y Rosario, Renato Franzoni y Pablo Nazar respectivamente, en busca de un acuerdo sobre el pago de la deuda de $6.500M heredada de la anterior administración y que tiene paralizada gran parte de la obra pública aún antes de la cuarentena por el coronavirus.

 

En la reunión anterior, el gobierno planteó pagar el 25% con cheques de pago diferido con fecha de febrero, marzo, abril y mayo y el 75% con bonos a emitirse en junio a tres años con tasas máxima del 40%. Ya en la presentación misma de la oferta, realizada la semana pasada, los constructores se habían retirado muy disconformes. Y ese ceño fruncido directamente se tornó en mayor preocupación cuando, en análisis con los socios de las cámaras, sacaron cuentas que arrojan que en la práctica la propuesta de pago significa una quita del 50% de la deuda. “Se puede pedir plazo o quita, pero las dos cosas no”, concluyeron los empresarios y así elaboraron un documento con propuestas que, dentro del corsé normativo del decreto de renegociación, mejora las condiciones de pago. Y ayer se lo presentaron a los ministros. En líneas generales, según supo punto biz, los siguientes fueron los cambios propuestos:

 

x) Agregarle un pago en efectivo inmediato. Según los constructores, hay muchas empresas con serias urgencias financieras y reclamos de proveedores que están a la puerta de la judicialización. Para calmar las aguas es que proponen pago cash de una parte de las acreencias.

 

x) Mejorar las características del bono para que se pueda generar un mercado secundario. En principio, eliminar la tasa máxima de 40% y habilitarlo para el pago de impuestos vencidos y por vencerse. También que el Banco Santa Fe lo tome a valor nominal y que sirva para garantizar créditos bancarios para las empresas.  

 

x) En lo que hace a los cheques de pago diferido, pidieron que haya una tanda con fecha de pago en agosto y que el resto sí siga con el cronograma previsto con fechas a partir de febrero. Y sobre todo que se le agregue el pago de una tasa de interés.

 

El tema de las tasas (agregarla a los cheques de pago diferido y eliminar el techo en los bonos) es señalado como fundamental por los constructores para que funcionen como mecanismo de actualización que, ya que el pago es a tres años, les permita que esos títulos no pierdan valor por el avance de la inflación o una fuerte devaluación. Precisamente, es por esa falta de esos mecanismos de actualización que los constructores señalan que a la larga cobrarán sólo el 50% de la deuda si no hay mejoras en las propuestas.

 

Según supo punto biz, los ministros se mostraron dispuestos al diálogo, expusieron sus posibilidades y las conversaciones tuvieron buen tono. Y los constructores se fueron con la sensación de que el gobierno habilitará cambios. Lo cierto es que la nueva reunión fue agendada para el martes que viene. Eso sí, por más que se salde la deuda (y en paralelo se habilite la construcción frenada por la cuarentena) no habrá reactivación de obras. Es que este acuerdo, de llegarse, cerraría el capítulo de los trabajos ya efectuados. Por lo que para que se reactiven las tareas que quedaron paralizadas por el millonario impago el gobierno tendrá que definir presupuestos y generar previsibilidad de pago.

 

22.05.2020 06:40 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina