Seguínos en:
Agroindustria

Asamblea anual de la cooperativa

AFA calcula mover 20% más en cosecha por la caída de Vicentín

(por Mariano Galíndez) Estiman que el silobolsa y las empresas grandes y tradicionales son la que mejor capitalizarán el nuevo escenario comercial

En unos diez días, cuando empiecen a arribar al mercado los primeros lotes de maíz, pero sobre todo en 30 días, cuando comience a llegar la cosecha de soja empezará a quedar develado cómo será el comercio de granos luego de la caída de Vicentín y la resonante tanda de defaults que sacude al sector.

 

En efecto, luego de un fin de año al rojo de operaciones, desde enero el mercado está planchado y no hay volumen para ver cómo se reacomoda. Los productores están ahora sentados sobre los granos que no vendieron al tiempo que esperan una muy buena cosecha. Y mientras con mayor o menor preocupación y cautela, indagan sobre la salud financiera de las empresas intermediarias y compradoras, analistas y operadores proyectan un mercado más concentrado con productores vendiendo a cobrar contra entrega ("a lo brasilero") y reduciendo sus operaciones a fijar. Y a la espera de que el partido se empiece a jugar, en la asamblea de AFA que se realizó este sábado en Rosario, también se trazaron escenarios.

 

“Nuestra política de modernización, que al centralizar las compras permitió diversificar el riesgo, evitó que nos pegue la crisis de Vicentín“, contó el presidente de AFA, Jorge Petetta.  A grandes rasgos, a principios de año AFA tenías unas 100 mil toneladas comprometidas con Vicentín pero para el default -producto de fijaciones que realizó a tiempo su mesa comercial al olfatear que algo no andaba bien cuando la aceitera empezó a ofrecer condiciones comerciales únicas- le quedaron adentro unas 6 mil toneladas.

 

“Somos los segundos operadores del mercado detrás de ACA, por lo que la lógica diría que tendríamos que haber sido los segundos en magnitud en haber quedado golpeados, pero estamos en el puesto 30. Nosotros salimos indemnes, cuando hay muchos acopios muy golpeados”, graficó Gonzalo del Piano, gerente general de AFA. “Con un productor muy desconfiado, los que mejor capitalizarán este nuevo escenario serán las cajas de seguridad del productor, con sus silobolsas, y las organizaciones tradicionales que más confianza generan, como AFA”, proyectó.

 

En esa línea, Petetta, resaltó que AFA sumó 600 socios. “En cosecha, por la salida de un comprador importante como Vicentín, podemos llegar a recibir entre un 10 y 20% más de granos y por eso estamos trabajando en llegar a cosecha con los silos lo más vacíos posibles ya que la logística va a ser un tema definitorio”, agregó.

 

En las mesas adonde los chacareros almorzaron tras las deliberaciones y antes de votar las autoridades, pusieron a los grandes exportadores multinacionales en el lote de “entidades tradicionales confiables” que resultarán ganadoras a las que hizo referencia Del Piano. Sobre cambios en el mercado, en las mesas se aventuraba que ACA y la corredora Grassi, los más afectados por el default de Vicentín, estarán ocupadas puertas adentro y no estarían tan agresivos comercialmente, sobre todo cuando los arbitrajes financieros tampoco generan los retornos del pasado.

 

Pero más allá de que AFA haya quedado bien parada, se notó preocupación en los chacareros por el mercado que se va configurando. Es que tras la salida de Vicentín, pero también de BLD y Guardatti-Torti, además de un buen número de corre-acopios menores que trabajan casi en exclusiva con Vicentín y que quedaron diezmados, el mercado se concentra en menos compradores. Y coincidían en que eso es sinónimo de menor transparencia comercial y relaciones de fuerza desequilibradas para el productor.

 

15.02.2020 19:05 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina