Seguínos en:
Gestión

Liderazgo positivo

Siete cosas que debés evitar decir a tus empleados

Cuando sos el jefe, a veces tu paciencia es puesta a prueba por tus empleados. Pero ser el jefe no significa que seas perfecto y un comentario fuera de lugar puede causar daño a tu reputación, destruyendo la confianza que tus empleados te tienen y que puede tomar toda una vida reparar. 

Estas son siete frases que debés evitar, especialmente en los momentos más frustrantes:

 

1. “Soy el jefe, hacé lo que yo digo” 

Somos adultos, no podés esperar que tus empleados hagan caso a tu hipocresía. Si estás estableciendo estándares diferentes para tus empleados y para vos, no esperés que respeten lo que quieras que hagan. 

 

2. “Tenés suerte de tener un trabajo” 

Si eso es lo que realmente sentís sobre alguno de tus trabajadores, entonces tal vez seas vos el que tiene suerte de tener un trabajo. Nadie trabaja bien en un ambiente donde los hacen sentir como que le deben algo a su jefe.

Si algo no está funcionando con un empelado en particular, entonces sé un profesional y buscá una solución a los problemas que encuentres. La mentalidad de que tu empleado debería “besar tu anillo” es inmadura y pone en evidencia tu carencia de habilidades para ser un líder.

 

3. “Si no te gusta, puedo encontrar a otro que lo haga” 

Cualquiera puede llamarse jefe, pero uno bueno usará sus habilidades de liderazgo para motivar a los empleados y entregar resultados. Amenazar a los empleados con perder sus trabajos para lograr que hagan lo que quieras no es sostenible. Claro, harán lo que les digas al principio, pero eventualmente estarán más desmotivados y no querrán hacer más, si no renuncian primero.

 

4. “¿Por qué sos el único que tiene un problema con esto?” 

Si se trata de un empleado que es relativamente cooperativo, pero que te está dando algunos problemas sobre una situación en particular, entonces tal vez el inconveniente es que no estás dispuesto a escuchar sus preocupaciones o ideas alternativas.

O tal vez está teniendo un mal día. Cualquiera que sea el problema, no asumas que está siendo obstinado por ninguna razón y definitivamente no le hagas esta pregunta. Nunca compares a tus empleados: es como comparar a tus hijos, mala idea.

 

5. “No tengo tiempo para esto” 

Vos sos el JEFE. Es tu trabajo hacer tiempo. En lugar de rechazar los minutos pedidos por tu empleado, reservá algunos momentos en un futuro cercano para poder darle tu atención.

 

6. “No tenés idea lo que es el estrés” 

Cada quien tiene su propio estrés. Sólo porque hayas decidido que el tuyo es mayor que el de cualquiera, no quiere decir que lo sea y no te da el derecho de desacreditar a otros.

 

7. “¿Ves mi nombre en la puerta?” 

Aunque hayas construiste este negocio de la nada y hayas invertido tu tiempo y dinero al hacer de esta empresa lo que es hoy, no sos un dios y abusar de tu poder no es una manera productiva para hacer que tus empleados estén de tu lado. Sin tus trabajadores, buena suerte atendiendo a tus clientes solo.

 

12.02.2020 11:39 | Fuente: entrepreneur.com

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

341 5034363
Certificados SSL Argentina