Seguínos en:
Agromercados

Comercio de granos, bajo la lupa

La crisis de BLD agarró a la Bolsa de Comercio con la guardia baja

(por Mariano Galíndez) Expectativas de los operadores en que con la llegada de Nasini la agenda "del mercado" vuelva a tener un rol central en la entidad.

¿La caída de BLD agarró a la Bolsa de Comercio de Rosario con la guardia baja? Es que el megadefault hizo saltar una crítica hacia la gestión del exportador Alberto Padoán que corría por abajo: el descuido del mercado físico de granos. Es por eso que ahora hay expectativas de con que el nuevo presidente, el agente de Bolsa y corredor de cereales Daniel Nasini, se vuelva poner a la agenda del mercado más en el centro de los intereses de la entidad bursátil.

 

Cuando en agosto se conoció la idea de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires de generar una mesa comercial que reúna regularmente a los actores del mercado para el análisis de las problemáticas vinculadas al comercio de granos que en la actualidad no encontraban por dónde canalizarse institucionalmente, Padoán tomó nota del descontento interno que generaba que esas discusiones se vayan a  Buenos Aires cuando el principal mercado físico está en Rosario. Y supo de la crítica de que su gestión no le había puesto el cuerpo al desarrollo y defensa del mercado de granos en el grado que sus actores pretendían.

 

Es que con Padoán la Bolsa encaró proyectos disruptivos como el armado de un banco, la fusión Rofex-Matba, la promoción de la innovación tecnológica en el agro y hasta la construcción de un nuevo edificio. Además, la Bolsa hizo suya la agenda exportadora (lobby por open acces, hidrovía y apertura de mercados para harina y biodiesel) y hasta dio visibilidad a los productores, por ejemplo durante inundaciones. Y la crítica es que la agenda de la comercialización, el corazón de la Bolsa, no tuvo el mismo apoyo de la conducción.

 

Por ejemplo, en cuatro años hubo un solo informe sobre los cambios que afronta el comercio. Y los memoriosos recuerdan que hubo un sólo informe sobre los corre acopio. Pese a que eran los grandes actores disruptivos del mercado no se publicaron análisis de beneficios y riesgos de esa operatoria. Es más, lo que el default de BLD expuso no es a los correacopio sino a los riesgos de financiarse con soja, práctica en la que incurren muchos eslabones de la cadena, como los exportadores. De la Bolsa no salieron campañas de difusión a productores sobre beneficios y riesgos de esa práctica. “¿No tendría que la Bolsa ser la protagonista de la explicación y difusión de los cambios que se producen en el comercio de granos y sede institucional del debate de los beneficios y riesgos que suponen?”, es pregunta repetida. 

 

En el recinto también contabilizan que no hubo gestiones para sumar más actividad al mercado institucional debatiendo sobre beneficios y riesgos de la compra directa (exportador/productor). Y cuentan que tampoco se armaron mesas para analizar razones y consecuencias que llevaron a exportadores a dejar de pagar calidad por el maíz y ahora a querer cambiar estándares de calidad de trigo.

 

Y fue en ese contexto que explotó BLD, un mega-default que expuso con toda crudeza los cambios en la operatoria y los riegos de los nuevos formatos comerciales. Y pese a que su caída  dejó a la reputación de la plaza comercial de Rosario dañada, la Bolsa nunca se pronunció. No sólo para defenderse de injustas acusaciones de falta de controles, sino para encauzar institucionalmente el debate sobre la necesidad o el rechazo de que haya mayores regulaciones al comercio, justo cuando va a asumir un gobierno con mayor afinidad a los controles. La expectativa que hay en el recinto es que esto cambie con Nasini.

 

 

19.11.2019 06:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina