Seguínos en:
Emprendimientos

Gluten free

Trabajó ocho años en una fábrica de pastas y amasó un negocio para celíacos

Fue uno de los primeros en apostar a este nicho y quiere llegar con sus productos a dietéticas y bares.

Cristián Morán es un emprendedor rosarino que logró convertir su condición en una pasión. Hace seis años se lanzó con su emprendimiento de pastas artesanales: “Malvinas Gluten Free”, que se convirtió en un éxito. Siendo uno de los precursores en la elaboración de comidas aptas para celíacos hoy continúa haciendo repartos y se dedica a asesorar a aquellas personas que quieren aprender a cocinar sin tacc. También da clases de cocina en distintas localidades de la provincia y planea llegar con sus productos a bares y restaurantes.

"Yo soy celíaco hace ya quince años y trabajé durante mucho tiempo en una fábrica de pastas. Allí aprendí el oficio y junté ahorros para comprarme las máquinas y en el 2013 por fin pude lanzar mi emprendimiento. Me fui de la fábrica y empecé solo en mi casa, donde me armé la cocina para trabajar con productos sin gluten y desde ese momento hasta ahora no paré”, contó Morán a Punto Biz, que destacó que el nombre fue en honor a su padre, un ex combatiente en Malvinas.

En paralelo a su trabajo en la fábrica, Cristian estudió cocina para perfeccionar su técnica y sentirse seguro antes de lanzarse por su cuenta. En cuanto a las pastas, son elaboradas con harina de mandioca, maicena y todas en formatos rellenos, como sorrentinos y ravioles, con gustos como: jamón y queso, ricota con nueces, cuatro quesos, entre otros. Sin embargo, lo que comenzó con pequeños repartos fue tomando una mayor repercusión y en la actualidad también elabora panes, fosforitos y postres como tortas y pan dulces. Incluso contó que fue contratado en varias oportunidades para encargarse del catering de cumpleaños y casamientos.

“Fui uno de los primeros emprendedores que se dedicó al mundo sin tacc y aposté por este negocio. En todo este tiempo fui creciendo y llegando a distintos puntos del país con mis comidas, incluso viene gente de otras localidades y provincias a comprarme, es increíble la repercusión que logré, Incluso hace unos meses comencé a hacer viandas, trabajo en conjunto con amigas nutricionistas que me derivan a clientes con su receta y yo les armo las comidas”, contó Morán.

Sus planes a corto plazo son habilitar la cocina de su casa para poder trabar con su proyecto a mayor escala. El emprendedor contó que cuando la habilite, obtendrá un gif que le permitirá vender sus productos a dietéticas y bares. “Me han llamado de muchos lugares como Johnny be Good, El Oso Sala la Sopa, Como una Cabra, para venderles mis productos, pero en su momento yo no quería abarcar mucho trabajando solo. Ahora voy a estar más preparado para sumar a otra persona al negocio y llegar a otros espacios”, señaló Morán.

 

05.11.2019 05:26 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina