Seguínos en:
Judiciales

Reconocida firma

Fue líder en lo suyo pero sumó deudas con Afip y terminó concursada

La quita de subsidios a servicios públicos complicó a un rubro que supo tener su período de gloria.

La reconocida empresa rosarina Haus, especializada en la colocación de equipos de GNC, decidió recurrir a la Justicia para acomodar una deuda acumulada con la Afip tras cuatro años de incumplir con el fisco, en el marco de una coyuntura compleja por la caída de las ventas. 

 

La solicitud de la convocatoria de acreedores fue aceptada por la jueza de Primera Instancia Civil y Comercial de la 1ra Nominación María Andrea Mondelli, quien declaró abierto el concurso desde julio pasado, designándose como síndico al CPN José Raúl Martínez.

 

Aunque sin incumplimientos con proveedores y empleados a la fecha, la firma tuvo su descalabro entre 2016 y 2017, cuando la eliminación de subsidios a los servicios de gas hicieron que el precio del GNC subiera por el ascensor y el de las naftas por escalera. El mercado se redujo drásticamente, generando una caída de la actividad. En ese período la firma achicó un 30% la plantilla del personal que trabaja en los cuatro locales que dispone en Rosario.

 

En diálogo con Punto biz, Walter Scorzari, titular de la compañía, indicó que la del concurso fue una medida "que tuvimos que tomar para seguir adelante“. Básicamente se trata de un pasivo de cuatro años contraído con la Afip. "Decidimos hacer lo que hicimos porque era la gente o la deuda", contó.

 

Además de instalar equipos en la ciudad, la empresa posee una red de 50 talleres en Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba y Tucumán, quienes compran sus productos y los venden en el resto del país.

 

"Con la última devaluación nuestro producto se incrementó un 50% contra el año pasado, pero lo cierto es que ahora se vive una pequeña reactivación, con una mejora a cuentagotas", indicó Scorzari. Es que las subas del precio del petróleo catapultaron los valores de los combustibles por encima del de los servicios regulados de gas, los cuales quedaron congelados a principio de año. Con todo, se vende un 40% de lo que se comercializaba en los años 2013 o 2014.

 

"Nuestra gran crisis fue entre 2016 y 2017. Fue un golpe muy duro porque la actividad se desplomó un 70%", graficó. Frente a ello se dispusieron medidas como el achicamiento de un 30% del personal y el recorte de gastos. "Hace 5 años que más que pintar una pared no hacemos nada", dijo.

 

Consultado sobre la estrategia a seguir en el corto plazo, Scorzari dijo que apelarán a continuar con la receta que tanto éxito le brindó a lo largo de 25 años de trayectoria: "Estar cerca de nuestros clientes y tener una atención lo más personalizada posible", contó.

 

A la fecha, la sociedad no registra deudas con bancos ni cheques rechazados. Sí los había acumulado en 2018, pero los registros ofrecidos por el Banco Central dan cuenta que los mismos fueron abonados con posterioridad.

 

18.09.2019 07:00 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)