Seguínos en:
Agromercados

Plantas siguen paralizadas

Biodiesel: no hubo acuerdo, pero siguen las negociaciones

(por Mariano Galíndez) La oferta de mejora de precio que presentó el gobierno no convenció a las fábricas

La propuesta que hizo este jueves el gobierno nacional de mejora de precios del biodiesel que compran las petroleras para el corte obligatorio no convenció a las empresas productoras del bio porque está por debajo del aumento de sus costos. No obstante, quedó la instancia de negociación abierta y entre este viernes y el lunes habrá un nuevo contacto ya que las fábricas presentaron una propuesta alternativa para estudio de la Secretaría de Energía.

 

El miércoles, el senador nacional Miguel Ángel Pichetto había anticipado en el marco del congreso de Mercosoja realizado en la Bolsa de Comercio de Rosario, que el gobierno presentaría una oferta superadora a la que el martes había puesto sobre la mesa la Secretaría de Energía de la Nación sobre el nivel de actualización de precios.

 

La oferta –a instancias del ala política del gobierno luego de que se pidió la intervención del Ministro del Interior, Rogelio Friguerio- fue superadora a la inicial, pero igual no convenció a las empresas. Al encuentro de ayer con las compañías del sector no asistió el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, quien no está cómodo con el sistema regulador del mercado interno heredado del gobierno anterior, y por eso sus funcionarios tomaron nota de la contrapropuesta acercada por las fábricas.

 

Pese a que los funcionarios quedaron en el compromiso de volverse a contactar, casi no hay optimismo entre los industriales de que el gobierno fije un nuevo precio más acorde a su pedido. Mientras tanto las plantas están prácticamente paralizadas, hay cientos de empleos en riesgo, y las petroleras se abastecen de lo que compran –por fuera del corte obligatorio- a las grandes fábricas integradas a las aceiteras.

 

El problema que persigue a las fábricas no integradas con aceiteras, que son las que venden el bio a las petroleras para el corte obligatorio en los combustibles, es que el principal insumo para producir biodiésel es el aceite de soja, cuyo valor se rige por el dólar y que aumentó tras la fuerte devaluación. Y, del otro lado del mostrador, las petroleras tienen intención de congelar (YPF ya no lo anunció) costos ya que les congelaron a ellas el precio de vente de los combustibles. Además, el sector viene sufriendo desde marzo la decisión política del gobierno de pisarle la actualización de precios (el Estado rige los valores mensualmente) al alterarle la fórmula de actualización eliminándole el factor del tipo de cambio. Esa combinación de factores, paralizó las plantas y tiene en vilo a cientos de puestos de trabajo, tal como alertó la semana pasada la Cámara que reúne a las firmas del sector. 

 

 

 

06.09.2019 07:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)