Seguínos en:
Agroindustria

Polémica por no pago de bonificaciones

Exportadores quieren cambiar estándares de calidad del trigo

(por Mariano Galíndez) Los traders aseguran que los criterios actuales están desacopaldos de las nuevas exigencias de los mercados externos

Cofco –uno de los principales exportadores de granos del país- dejó de bonificar la calidad del trigo que compra y expuso así un importante tema que los principales compradores del cereal vienen analizando puertas adentro: la necesidad de cambiar los estándares sobre los que se define la calidad del grano.

 

Según las normas de calidad para la comercialización del trigo pan para exportar, el cereal grado 1 (más calidad) tiene una bonificación del 1.5% mientras que el grado 3 (de menor calidad) sufre una rebaja del 1%, quedando los que tienen grado 2 sin bonificaciones ni rebajas. En rigor, lo que comenzó a hacer Cofco es dejar de pagar la bonificación cuando el trigo que recibe es grado 1, pero tampoco aplica la rebaja cuando le llega grado 3.

 

“Retrocederemos 10 casilleros como en el juego de la Oca. Es inexplicable lo que está ocurriendo. ¿Para qué hacemos congresos internacionales de trigo promocionando nuestra oferta exportable? ¿Para qué ofrecemos análisis de calidad gratuitos a los productores?”, se quejó Javier Buján, presidente de la Cámara Arbitral de Cereales de Buenos Aires.  “Es un claro ejemplo de libertinaje,  con funcionarios que creen que esto es libertad de mercados cuando es imposición de los compradores concentrados  y poderosos frente a una oferta débil y atomizada”, se despachó Fernando Rivara, presidente de la Federación Argentina de Entidades Acopiadoras.

 

Ocurre que si se generaliza el no pago de las bonificaciones, pierde ingresos el productor y se quitan incentivos para la inversión en tecnología que mejore la calidad. Un negocio que particularmente se vería afectado sería el de los acopiadores (privados y cooperativas) que hacen mezclas de trigos para entregar mercadería de la calidad que necesita el comprador. En rigor, el tema de la calidad en el trigo arrastra otros problemas como que gran parte de los productores no hace análisis de las calidad de cereal que cosecha y que hay intermediarios que tampoco trasladan las bonificaciones por calidad que cobran.

 

Pero según pudo saber punto biz de calificadas fuentes de la exportación, no hay intención del sector comprador de dejar de pagar calidad o buscar bajar costos (por ejemplo el de los análisis), sino que pretenden que la cadena acuerde modificaciones a algunos estándares que se toman en cuenta para establecer bonificaciones o rebajas en el trigo, alineando así los parámetros locales con los que exigen los países importadores. En efecto, los traders aseguran que se necesita una modernización de los estándares naciones para que estén alineados con los requerimientos internacionales. Por ejemplo, relatan que hoy en el mundo se paga más por la inocuidad del grano que si tiene o no insectos, como establecen los estándares locales.

 

Según los exportadores, ese desacople de criterios los deja afuera de las bonificaciones que se pagan por las calidades buscadas en el exterior al mismo tiempo que los expone a sufrir los descuentos por no tenerlas. Y sin poder cobrar ellos las bonificaciones, entienden que no hay un plus financiero para trasladar a los productores y acopiadores. Y tras rechazar que estén desalentando la calidad y complicando exportaciones de trigo, aseguran que -por el contrario- para “salir al mundo” hay que tener las condiciones que “exigen” esos mercados mundiales, y hoy esas no son las que están estandarizadas en el país. Y por eso priensan proponer una actualización de las mismas a las entidades cerealistas.

 

10.07.2019 07:00 | Fuente: punto biz