Seguínos en:
Agromercados

También controlaba acopios en Córdoba

Grave crisis en corredora de apellido ilustre en el mercado de granos

(por Mariano Galíndez) Sorpresivamente, dejó de operar, no encuentran al dueño y la deuda es millonaria en dólares.

Estalló el viernes una grave crisis financiera en la corredora de granos Sebastián Grimaldi SA, propiedad de un familiar directo del histórico apellido del mercado de granos, y quien hasta ayer a la tarde no podía ser localizado. La debacle también afecta al Acopio Leones Agropecuaria, propiedad de la casa de corretaje.

 

El viernes los empleados de la empresa recibieron una comunicación informal de Sebastián Grimaldi informando de su retiro sin mayores precisiones. El aviso tomó por sorpresa al personal (ya que semanas atrás el joven empresario había augurado la concreción de grandes proyectos para la firma en 2019) y también al propio vicepresidente de la firma, Eduardo Nannini, quien acaba de llegar de un viaje a Europa. Para colmo, no pudieron ubicar a Grimaldi, quien hasta cerró su Instagram.

 

Con el correr de las horas, el rumor se empezó a expandir entre clientes y proveedores de la firma y una veintena de productores agropecuarios intensificaron su pedido de cobro por granos ya entregados. Fue así que sobre el cierre de la jornada, ejecutivos de Cofco -el trader chino asiduo comprador de granos a Grimaldi (el otro es Cargill)- fueron a la sede de la empresa (Rioja 1512), y tras revisar números descubrieron una situación financiera extremadamente delicada. Todos los números que trascendieron (pero no confirmados) están en torno a un descalce de u$s10M, incluyendo deuda a productores que ya vendieron a fijar pero que no cobraron y créditos para la compra de insumos, como fertilizantes.

 

Pero lo que el viernes sólo sabía un pequeño grupo de actores del negocio, este sábado empezó a circular masivamente en el mercado. Y la preocupación se hizo carne en importantes empresas que le habían abierto carta de garantía al corredor. Fue así que la firma Grimaldi Grassi, de las top ten del país y con más de 125 años de historia, emitió ayer una comunicación para aclarar que no tenía nada que ver.

 

Es que Sebastián es de una de las familias fundadoras (los Grimaldi) de la histórica firma, pero a mediados de la década pasada se alejó por serias diferencias con sus pares generacionales de la familia Grassi; una desvinculación que no fue en buenos términos pero de la que obtuvo una importante suma con la cuál en 2007 fundó su propia firma aprovechando su know how, contactos y prosapia en el mercado. 

 

Con su casa de corretaje (que rápidamente se ubicó en el lote de las medianas, de gran pujanza y moderna gestión) repitió la fórmula que hizo crecer a Grimaldi Grassi: se convirtió en un corre-acopio. Fue así que pasó a controlar el acopio Agropecuaria Leones, en la provincia de Córdoba, para dejar de ser un intermediario (como son los corredores) y convertirse en un comprador de granos (vía el acopio) que luego vendía a las exportadoras. 

 

Precisamente, las primeras hipótesis de quienes vieron los números sostienen que la causa de la crisis vendría por el lado de haber quedado descalzado entre las compras y las ventas a raíz del cambio de condiciones financieras (altas tasas y mega devaluación) generándole así un creciente agujero financiero que le empezó a consumir todo lo que entraba hasta que ahora finalmente le estalló.

 

06.01.2019 06:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)