Seguínos en:
RSE

Apoyado por la Fundación del Banco de Santa Fe

Un colegio privado, el primero en tener un “kiosco saludable”

Le venderá a los chicos solamente alimentos saludables, jugos, licuados y demás.

El Colegio Joan Miró de Funes resultó ganador del concurso Iniciativas Saludables de la Fundación del Banco de Santa Fe. La institución educativa es una de las ocho elegidas por la Fundación

 

“El leit motiv de este gran proyecto es `alimentación consciente`, que quiere decir poder reflexionar sobre lo que consumimos para poder elegir”. Así, Jorgelina Russo, directora institucional del Colegio Joan Miró, resumió el programa interdisciplinario de alimentación orgánica, uno de los ocho elegidos en el Concurso de Iniciativas Sustentables organizado por la Fundación del Banco Santa Fe, que ahora se aplica con éxito en la escuela de calle Catamarca. Jorgelina y Natalia, son las coordinadoras del programa de cocina saludable y accedieron a explicárselo a InfoFunes.

 

“Es un concurso que hizo la Fundación del Banco Santa Fe para presentar proyectos sustentables. El proyecto lo armé yo y salí a buscar colegios o escuelas que lo quieran llevar a cabo. Me resultó difícil porque muchas escuelas no tienen kioscos, no tenían huerta, no se daban algunas condiciones”, comenzó Natalia Angiulli, mamá del colegio, empleada del banco y creadora del proyecto, en el portal InfoFunes.

 

“Hablé con Jorgelina, la escuela estaba buscando dar alimentación consciente, así que me dijo que sí, empezamos a trabajar, presentamos el proyecto en la Fundación, ganó y arrancamos este año con todo”, agregó.

 

Jorgelina Russo, es la directora institucional del Colegio Joan Miró: “En estos 18 años de escuela buscamos alternativas para aportar desde la educación a una mejor alimentación saludable de los chicos. Hace varios años tuvimos la suerte de contar con una propuesta de la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano con quien mantuvimos un convenio a través del cual contamos con la colaboración del sexto año de pasantía de la carrera de nutrición y fue una etapa de varios años muy valiosa. El año pasado se acercó Natalia y nos planteó si queríamos participar en un concurso, sabiendo de nuestro interés de ir pasando por distintas etapas. Empezamos a trabajar en todo lo que es este nuevo desarrollo que implica algo mucho más integral y que gracias a todo el aporte de Natalia podemos instrumentar en cuatro unidades”, comentó al mencionado portal.

 

“Es un proyecto íntegramente orgánico, sin colorantes, sin conservantes, salvo algunas bebidas saborizadas el resto es completamente orgánico”, explicó Russo, y describió la primera de las unidades: “Es el kiosco saludable y lo que se ofrece en la cantina, para los chicos de primaria y los padres que compran para los chicos de Nivel Inicial. Se ha logrado gracias a Natalia, a Julia Lanza, la persona a cargo del kiosco, y a los integrantes del equipo. Fuimos consiguiendo los proveedores para que el kiosco no sea que hay una lechuga, como a uno le puede dar una impresión. Hay reemplazos que son tentadores y ricos, es decir que hay alfajores, galletitas, cereales, licuados, un montón de alternativas que son riquísimas no solo para los chicos, sino también para docentes, directivos, padres, todos estamos consumiendo y estamos contentísimos. Hay tarta, hay ensalada, hay sandwichs, hay de todo”.

 

 

30.03.2017 12:04 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (1)