Seguínos en:
Opinión

Emilce Terré, Bolsa de Comercio de Rosario

¿Qué poder de fuego del Banco Central herederá el próximo gobierno?

Nuestro Informativo durante muchos años ha realizado un seguimiento semanal de la evolución de los pasivos y activos del Banco Central, cuya metodología exponemos sistemáticamente en la exposición. De cara al inminente recambio de gobierno, cabe preguntarse: ¿en qué situación encontrará el próximo Presidente de la Argentina el balance de la máxima autoridad monetaria?

 

Comenzando por las reservas internacionales, post-pago del Boden 2015, en los primeros días del mes de octubre el rubro alcanza al 31 de octubre los $ 257.906 millones. Si bien resulta ello inferior al máximo $ 313.256 millones con los que cerró el mes de septiembre, su monto nominal aún se encuentra por encima de todo el período que va de diciembre de 2002 a diciembre de 2014.

 

Sin embargo, si lo convertimos a dólares de acuerdo al tipo de cambio que se menciona en el balance de $ 9,5198/u$s, el "colchón" en manos del BCRA queda valuado en u$s 26.970 millones y equivale al nivel más bajo desde el año 2006.

 

Las reservas internacionales netas al 31 de octubre, a las que arribamos restando a las reservas las cuentas corrientes en otras monedas (encajes de los depósitos en dólares) por $ 83.582 millones, y otros pasivos por $ 147.994 millones, suman en dólares u$s 2.711 millones, levemente por encima de la semana pasada pero aún en los niveles más bajos que se cuentan desde la salida de la crisis del 2001.

 

Con estos datos podemos concluir entonces que las reservas internacionales cubren actualmente el 28% de los pasivos monetarios, mientras que las reservas internacionales netas, según la metodología presentada, apenas representan el 3% de los mismos. En esta comparación reside la principal alerta a la hora de introducir cambios abruptos sobre el mercado cambiario.

 

Si bien se descuenta que algunas correcciones son necesarias (basta pensar en el desincentivo para la población general a vender divisas en el Mercado Único de Cambios) la situación de reservas del Banco Central para contener la depreciación cambiaria resulta, en principio, limitada.

 

¿A qué otras fuentes de oferta de divisas pueden accederse para contener la escalada del precio del dólar? Se tienen fundamentalmente tres: la aceleración de las ventas de bienes y servicios al exterior (es decir, incrementar las exportaciones), la entrada de fondos como inversión extranjera directa, o el endeudamiento externo. Cabe advertir, sin embargo, que el plazo de disponibilidad de tales vías alternativas para conseguir dólares dista de la inmediatez que tienen habitualmente las reservas en manos de la máxima autoridad monetaria.

 

Incluso bajo el supuesto que el tipo de cambio más competitivo acelere la venta al exterior de granos que hasta ahora se vienen reteniendo, ello estará atado a que la mejora en la competitividad cambiaria no se traslade a los precios en igual cuantía erosionando tal ventaja. Por otro lado, es factible pensar que el acceso a fuentes de financiamiento externo dependerá de que previamente se logre destrabar la situación de los bonos argentinos en default para habilitar la emisión de nueva deuda.

 

Descargate el análisis completo de Emilce Terré, de la Bolsa de Comercio de Rosario.

 

16.11.2015 09:54 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (1)