Venden por porciones el edificio de la Fundación Libertad | Punto Biz
  • Dólar Banco Nación $174.25
  • Dólar Turista $348.86
  • Dólar Libre $314
  • Dólar MEP $312.51
  • Contado con liqui $322.75
  • Riesgo País 2230
  • Dólar Banco Nación $174.25
  • Dólar Turista $348.86
  • Dólar Libre $314
  • Dólar MEP $312.51
  • Contado con liqui $322.75
  • Riesgo País 2230

Negocios

🔒Salió a desguace

Venden por porciones el edificio de la Fundación Libertad

Venden por porciones el edificio de la Fundación Libertad
Por Redacción

El imponente inmueble frente al Parque España dejó de ser sede exclusiva del think thank liberal.

Acorralada por deudas, la Fundación Libertad encaró hace unos años una reconfiguración de sus negocios que la obligó a ceder posiciones en el edificio que ocupa en Mitre 170. El imponente inmueble frente al Parque España dejó de ser sede exclusiva del think thank que comanda el empresario Gerardo Bongiovanni para pasar a ser loteado entre diferentes dueños y usos. La movida permitió afrontar el pago de una cuantiosa deuda que la entidad mantenía con el propietario del edificio, Juan Carlos Bachiochi Rojas cuando acordó la compra del inmueble.  

En 2020, el año de la pandemia, la Fundación cerró un convenio con la constructora MSR para llevar adelante proyecto de ampliación, refuncionalización y modernización del Edificio del Faro. La obra terminó a principios de año y el proyecto fue presentado en sociedad a finales de mayo. A través de este vínculo, la constructora que pilotea Gabriel Redolfi se quedó, -como contraprestación por la obra y construcción-, con el octavo piso del edificio, que ya salió a la venta a un valor que ronda los u$s750.000. El desguace de las instalaciones trajo alivio a las arcas de la Fundación que pudo así pagar la deuda contraída con Bachiochi Rojas, tras atrasarse en el pago cuando de cuotas por la adquisición del edificio convenida en 2014 en u$s5 M.

La fórmula de ceder espacios acotó las operaciones de la fundación a sólo dos pisos. Por caso, ya no dispone del salón de actos, que siempre fue un activador de negocios que mejoraban las cuentas de la entidad. La torre fue intervenida con cambios en la planta baja, donde se habilitaron dos locales de uso comercial. Uno de ellos, ubicado en el ala norte, será ocupado por un restaurante de alta gama que ya fue colocado, en tanto que el otro en orientación sur, permanece ofrecido en alquiler. 

En cuanto a las oficinas, el quinto piso fue fichado por los hermanos Pablo y Marcelo Marchetti de Cigra, empresa que se dedica a la producción y acopio de cereales, venta de insumos, fertilizantes, semillas y agroquímicos; y el séptimo irá para la firma agropecuaria El Olvido del ingeniero agrónomo Miguel García Fuentes. En la tercera y cuarta plantan funcionarán las aulas para capacitaciones de la Escuela de Negocios de la Fundación Libertad y una sede local la Universidad Siglo 21 con su propuesta académica. Y en el sexto piso está ubicado el Salón de Usos Múltiples (SUM) para usos comunes y actividades diversas. De esta manera, el think thank liberal debió ajustar su operación al primer y segundo piso del inmueble. 

La salida del gobierno de Mauricio Macri, que tuvo a la Fundación Libertad como referente en la ciudad, también afecto la liquidez. Es que la entidad se ofrecía ante los empresarios del interior como un nexo con los altos funcionarios nacionales. Con la vuelta del kirchnerismo, todas esas puertas de negocios se cerraron. A esto, hay que sumarle el impacto de la pandemia que mandó al freezer el negocio de los eventos, cursos y cenas, que son las principales fuentes de financiamiento de la entidad. Y también que a un gerenciamiento tradicional como la de la fundación le cuesta amigarse con las nuevas tecnologías que permiten hacer mix entre presencialidad y teleconferencias. A ello se suma que durante los últimos años algunos de los principales gestores de la Libertad -el de Salvador Di Stéfano es el más notorio- decidieron hacer rancho aparte ofreciendo actividades que apuntan a públicos similares. De algún modo, la reducción de espacios está en línea con la reducción de actividades de la entidad, que se puede observar a simple vista repasando el sitio web libertad.org.ar.

NÚMEROS EN ROJO

La fundación que preside Gerardo Bongiovanni, adquirió en 2014 el edificio que por años había alquilado como sede del think tank al empresario Juan Carlos Bachiochi Rojas en una operación inmobiliaria que también incluyó la propiedad lindante, en la esquina de Wheelright y el Paseo Alma Maritano

En esa operación se sumó el financista Arturo Trini, que allí levantó la torre Quinquela. La operación fue a 10 años y de los u$s5 M que debía abonar la Fundación (con contribución de aportes de los privados que se quedaron con el terreno lindante), a la entidad le restaba abonar unos u$s2 M pagaderos en cuotas semestrales de u$s 250.000. 

Al comienzo del gobierno de Alberto Fernández, Bongiovanni avisó a Bachiochi Rojas sólo podía abonar bastante menos de la mitad de los u$s250.000 comprometidos. Allí se empezó a gestar el plan de desguace del edificio que incluyó una refuncionalización y ampliación a manos de MSR, que se sumó como socio estratégico.

Todos los pisos de la torre tuvieron intervenciones en su estructura metálica, mampostería, aberturas e instalaciones, al tiempo que también se hizo una nueva escalera de emergencia.

 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Negocios

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?