• Dólar Banco Nación $892.00
  • Contado con liqui $1058.29
  • Dólar MEP $1014.98
  • Dólar Turista $1427.20
  • Dólar Libre $1035.00
  • Dólar Banco Nación $892.00
  • Contado con liqui $1058.29
  • Dólar MEP $1014.98
  • Dólar Turista $1427.20
  • Dólar Libre $1035.00

Negocios

Mercado orgánico

Creó en Rosario un producto inédito y lo llevó a los súper de Latinoamérica

Marianela Bocanegra

Empezó cosechando frutillas para su familia y hoy dirige una marca que pisa fuerte en orgánicos, duplica producción cada año y compite en las grandes superficies de la región.

La primera gaseosa orgánica en lata de Latinoamérica -creada únicamente con jugo de frutas reales y agua carbonatada- ya se fabrica en Rosario. Lleva el sello de Las Brisas, compañía que arrancó con una pequeña huerta familiar y hoy factura u$s1,5 M anual, tras haberse ganado un lugar en las góndolas de las principales cadenas de supermercados, estaciones de servicio y tiendas saludables.  

La nueva bebida gasificada se lanzó en febrero, por ahora en los sabores naranja y limonada, y se distribuye en todo el país. Además, ya están en plena marcha los envíos al exterior.

“Desarrollarla nos llevó un año y medio de investigación en nuestra planta de zona sur, no había antecedentes. El producto pasa por un proceso de pasteurización minucioso y natural, gracias al cual la bebida se conserva durante 12 meses. La gaseosa orgánica es un hito para Las Brisas”, señaló Sergio Vázquez, fundador y CEO de la compañía. 

De cuna mendocina, Vázquez hizo crecer su pequeño imperio orgánico desde Rosario y paso a paso. El sueño inicial, sin embargo, no era fundar una marca líder ni tener el actual complejo productivo. “Con la familia habíamos comprado un campo en Recreo, norte de Santa Fe, porque queríamos que los chicos tengan un espacio verde y un contacto más directo con la naturaleza. Llevamos perros, caballos, y plantamos árboles para darle vida a la vieja chacra y, como parte de esa movida, montamos dos lomitos de frutillas para poder recolectarlas y comerlas con ellos”, contó Vázquez. 

Tan ricas salieron las frutillas y en tanta cantidad, que empezaron a distribuirlas entre amigos y parientes. Un día se cruzaron con un broker y le dieron una muestra: al poco tiempo tenían un pedido de 800 Tn de frutillas por orden de un cliente de Estados Unidos. Había cientos de toneladas por producir y apenas dos lomos sembrados.   

“Les pedimos tiempo y pasamos a trabajar 2 hectáreas, al año siguiente 4 hectáreas y luego 8, hasta que en 2008 la crisis financiera de Estados Unidos nos dejó en offside. Ahí fue que decidimos dejar de producir materia prima y agregar valor a nuestra producción”, explicó el fundador de la compañía, que hoy fabrica jugos, limonadas, smoothies, detox y mermeladas orgánicas, sin azúcar y sin gluten.

“Traemos manzanas de Neuquén, arándanos de Tucumán, cítricos de Entre Ríos. Argentina es el segundo proveedor de materia prima orgánica del mundo, después de Australia”, indicó el CEO de Las Brisas Orgánicos. Lo que faltaba en el país y en Latinoamérica eran productos orgánicos con agregado de valor.

La pandemia y el boom saludable

Para Las Brisas, el punto de inflexión fue la pandemia. “La alimentación saludable pasó a tener una incidencia mucho mayor en el mercado y nosotros crecimos a la par. Antes de 2020 no llegábamos a ser 15 personas en la empresa, mientras que hoy somos 30. Además, hace dos años consecutivos que duplicamos la producción en términos interanuales”, contó Vázquez.  

El crecimiento llegó con la expansión comercial en los diferentes canales, y pasaron de estar exclusivamente en tiendas naturales a copar también las grandes cadenas. “En la actualidad nuestro principal cliente es Carrefour, para quien fabricamos jugos y mermeladas orgánicas. Las Brisas también se vende en WalMart, Cencosud, Shell y Farmacity, entre otras empresas de su talla”, enumeró.  

A nivel comercial, la primera gaseosa orgánica será una carta fuerte para consolidar la presencia de la marca en grandes superficies de toda Latinoamérica. “Ya llegamos a Uruguay, Chile, Paraguay y en un mes embarcamos el primer cargamento a Panamá. Tenemos una gran oportunidad en Latinoamérica porque no hay competencia”, analizó. En comparación con una gaseosa regular, el precio al consumidor  se estima un 80% arriba: "Es otra cosa, es una bebida que no se usa ni para aflojar tornillos ni para corroer metales. Quienes fabricamos orgánicos no podemos mentir: no agregamos color, ni sabor, ni olor a través de químicos, que son los recursos básicos para bajar costos", señaló el empresario.  

A mediano plazo, el objetivo es aumentar la incidencia de las exportaciones en los ingresos de la firma. “La meta para 2024 es llevar la facturación de u$s1,5 M a u$s3 M, y que de ese monto u$s1 M corresponda a ventas al exterior”, dijo. Y concluyó: “A futuro, ya estamos con la cabeza en nuevos desarrollos, siempre libres de químicos, aditivos y conservantes. Las Brisas es mi mensaje al mundo, mi forma de promover otro tipo de vida y de alimentación. El mensaje está llegando lejos, pero aún tiene mucho camino por delante”.    

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Negocios

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?