Las seis cosas que no hay que hacer después de comer | Punto Biz
  • Dólar Banco Nación $857.50
  • Contado con liqui $1114.29
  • Dólar MEP $1066.13
  • Dólar Turista $1372.00
  • Dólar Libre $1085.00
  • Dólar Banco Nación $857.50
  • Contado con liqui $1114.29
  • Dólar MEP $1066.13
  • Dólar Turista $1372.00
  • Dólar Libre $1085.00

Lo nuevo

Para una buena digestión

Las seis cosas que no hay que hacer después de comer

Las 6 cosas que no hay que hacer después de comer

Por Redacción

Hay hábitos que podemos tener después de almorzar o cenar que no son recomendables para tener una buena digestión.

Cuando terminamos de comer, muchas veces tenemos hábitos perjudiciales para nuestra digestión. Una de estas prácticas es fumar, hábito que, cualquiera sea el momento en el que se haga, siempre va a resultar perjudicial para la salud. Pero después de comer, este hábito puede ser aún más dañino, afirmó Pilar Esteban, responsable del Comité de Nutrición de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD).

En concreto, la especialista señala que el tabaco afecta la absorción de nutrientes y puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas gastrointestinales como úlceras, alterar la función barrera intestinal y provocar cambios en el ritmo intestinal. Por todo eso, la experta recomendó que dejar de fumar es esencial para mejorar la salud del sistema digestivo y reducir los riesgos asociados.

Otros hábitos que hay que evitar al terminar de comer

Otro punto que genera debate es si tomar café justo después de comer es aconsejable o se debería esperar un tiempo determinado. La respuesta a esta pregunta se encuentra en el hierro de los alimentos que hayamos ingerido. “Dentro de los componentes del café, los taninos son uno de los potenciales elementos que influyen en la absorción del hierro de la comida previa”, señaló Alba Santaliestra Pasías, secretaria del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas y Nutricionistas.

De esta forma, si en la comida se tomó una buena fuente de hierro, sería recomendable poder espaciar en el tiempo los alimentos ricos en taninos, como es el caso del café, indicó la nutricionista, quien dijo además que otros productos con este componente son el vino tinto, el té y el chocolate, por lo cual sería razonable esperar el tiempo de la digestión, es decir, entre 60 y 90 minutos aproximadamente para luego tomar un café.

Siguiendo con el tema de las bebidas, Esteban aconsejó evitar beber grandes cantidades de líquidos, especialmente fríos, inmediatamente después de la comida porque pueden diluir los jugos gástricos y dificultar la digestión. Lo mismo ocurre con el alcohol, culpable de irritar la mucosa gástrica y de causar problemas digestivos. “También es aconsejable evitar alimentos muy grasos, picantes o pesados, que pueden aumentar el riesgo de acidez estomacal”, añadió la nutricionista.

Dormir después de comer, ¿sí o no?

Muchas veces la sobremesa es saltada y sustituida por otro de los grandes placeres: la siesta. Sin embargo, los expertos aconsejan que irse a dormir inmediatamente después de la comida, puede perjudicar la digestión. “Cuando estamos en posición horizontal, los ácidos gástricos suben hacia el esófago con más facilidad, lo que puede causar acidez estomacal y enfermedad por reflujo gastroesofágico”, explicó Esteban.

Además, la especialista advirtió que la digestión puede volverse más lenta, lo que contribuye a la sensación de digestión pesada y, por esa razón, en lugar de dormir, es aconsejable dar un paseo ligero, o bien sentarse en posición vertical o sobre un respaldo reclinado durante al menos 30 minutos.

En tanto, si bien cepillarse los dientes es importante para la salud bucal, hacerlo inmediatamente después de comer, especialmente si consumimos alimentos ácidos, puede dañar el esmalte dental, dijo Esteban, quien asegura que es conveniente esperar al menos 30 minutos antes de proceder a la higiene dental.

Qué ocurre con la fruta y el ejercicio físico

La fruta es una opción más que saludable y disfrutar de una porción de fruta después de una comida principal es una manera deliciosa de satisfacer el antojo de algo dulce y obtener nutrientes adicionales, señaló Esteban, pero aclaró que comerla inmediatamente después de una comida puede dificultar la digestión debido a las diferentes velocidades de digestión de los alimentos.

Por esta razón, comentó que es preferible consumir fruta en otro momento del día, es decir, entre las comidas principales, algo que ayuda a mantener los niveles de energía estables y evitar picoteos poco saludables, mientras que otra alternativa es incluir frutas en el desayuno con cereales, yogures o batidos.

En cuanto al ejercicio físico intenso, hacerlo inmediatamente después de comer puede aumentar la presión abdominal y provocar malestar y dificultar la digestión. “Esto se debe a que la digestión de los alimentos requiere un flujo sanguíneo significativo hacia el sistema gastrointestinal, lo que puede competir con la necesidad de enviar sangre a los músculos durante el ejercicio”, indicó Esteban.

De esta forma, se recomienda esperar al menos dos o tres horas después de una comida antes de realizar actividades físicas intensas, pero, tras la comida, sí es aconsejable dar un paseo ligero o sentarse en posición vertical durante al menos 30 minutos.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Lo nuevo

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?