• Dólar Banco Nación $885.50
  • Contado con liqui $1047.54
  • Dólar MEP $1005.46
  • Dólar Turista $1416.80
  • Dólar Libre $1005.00
  • Dólar Banco Nación $885.50
  • Contado con liqui $1047.54
  • Dólar MEP $1005.46
  • Dólar Turista $1416.80
  • Dólar Libre $1005.00

Agro

Para arriba

El precio de la carne levantó vuelo: las causas y el impacto que tendrá

El precio de la carne levantó vuelo: las causas y el impacto que tendrá.
Patricio Dobal

Se registraron subas esta semana en los comercios del rubro y no descartan nuevos ajustes.

En tiempos de inflación extrema como los actuales, las fuertes alzas en los precios de determinados productos parecen alternarse mes a mes. En la última semana le llegó el turno a la carne bovina, que venía experimentando una curva de ascenso muy por debajo del promedio del IPC relevado por el Indec. Al interior de la cadena los principales actores coinciden en que el despertar de los aumentos está directamente relacionado a la puesta en vigencia del dólar agro con el foco en el tipo de cambio especial para el maíz que tiene margen durante agosto. 

Así, la suba de un insumo clave para la alimentación del ganado aceleró una dinámica alcista que los referentes de la actividad esperaban recién para septiembre u octubre. Economistas indican que esta nueva distorsión tendrá alta incidencia en los números de la inflación del mes ocho -sobre todo en el interior del país-, a la que se sumarán las subas estacionales de primavera. 

“Lo cierto es que en los mostradores el aumento se está volcando de a poco, porque el comerciante se está cuidando mucho de no perder clientes. Entonces, de a poco se va a ir trasladando el precio a los distintos cortes, a lo mejor en algunos un poco más y en otros un poco menos. Estamos hablando de un 25% o 30%”, sintetizó en la semana Juan Ramos, presidente de la Sociedad de Carniceros de Rosario, en con Base de Datos, el programa radial de Punto biz (lunes a viernes, 10 a 12, FM Meridiano 107.1). La precisión del comerciante sirve para graficar la disparada que ya se evidencia en los mostradores y que a criterio de los entendidos en la cadena de valor tiene elementos muy claros.

Por un lado, el sector venía con una incidencia muy marcada por la sequía que había redundado en una sobreoferta de ganado, elemento que fue clave para mantener preciso a raya. “Pasamos por tiempos complicados. El productor no tenía ni alimento ni agua para darle a los animales, entonces salía vender hacienda. El caso es que experimentamos una sobreoferta de carne, que siquiera activó una fuerte demanda. La pérdida del poder adquisitivo del salario no ayuda a que la gente adquiera más carne vacuna pese a estar por debajo del promedio de inflación. Esa tendencia vinculada a la fuerte existencia de mercadería en las carnicerías ha comenzado a revertirse”, indicó Sebastián Bendayán, gerente de la Cámara de Frigoríficos de Santa Fe, en contacto con este medio. 

Para reflejar cómo la oferta estaba “dormida” en términos de precios, sólo basta con repasar algunas cifras del primer semestre. “Al mes de mayo, el precio de la carne, del kilo vivo de ganado vacuno estaba 30% por debajo en términos reales de lo que se encontraba el año pasado”, mencionó Ana Navarro, gerente de Investigaciones Económicas de la Fundación Banco Municipal, para luego indicar que lo que pasa ahora con los valores es que “se están recuperando luego del letargo”.

Todas las fuentes coinciden en que la dinámica alcista de los precios del maíz, nuevo dólar agro mediante, incidieron en la activación de un aumento de los cortes vacunos que era inexorable. “Veíamos este aumento para septiembre-octubre, pero apareció el nuevo dólar y se produjo automáticamente una retención en la venta terneros, que fue incidida inclusive por menor parición heredada de la sequía y lo que ocurrió es que el retoque en el tipo de cambio en el maíz terminó anticipando la suba de primavera”, valoró, por su parte, Alberto Berardi, al frente de la consultora CIFAS, especializada en agroalimentos.

¿Pero cuál será la incidencia del nuevo valor sincerado de la carne? Dependiendo la zona geográfica el nivel de impacto será relativo en el índice de inflación de agosto. “La carne más o menos representa un 7%,de la composición o de lo que se denominan los ponderadores del índice de precios del consumidor. De manera tal que si vos tenés un incremento en las carnicerías del 30% estaría hablando de una suba del índice de precios solamente por el rubro carnes de dos puntos porcentuales”, esgrimió Navarro sobre el promedio en los indicadores que elabora Indec. 

Ahora bien, el impacto de la inflación cárnica puede ser aún más gravitante de acuerdo a la zona geográfica donde se manifieste. “El peso de la carne en las regiones, por ejemplo pampeana, en vez de pesar casi 7% pesa casi 10%, en el noreste y noroeste pesa más de 13%, en Cuyo y la Patagonia incide en el 10%, por lo tanto en el IPC nacional vamos a tener que el peso de la carne es menor que en cualquiera de los índices de precios si se siguieran calculando los datos regionales”, ponderó la economista que también es docente de la Universidad Austral.

“Lo que está haciendo ahora la carne es estar recuperando valores y si la inflación no siguiera subiendo uno diría podría pensar que tras esta recuperación afloja la suba, pero con inflación creciente el precio se va a seguir moviendo hacia arriba”, anticipó Navarro.

Es la misma visión la que se observa desde el sector frigorífico. “Aunque todo va a depender de la cantidad de animales que estén a disposición en el mercado, si vos me preguntás a mí, yo creo que se viene otro aumento entre septiembre y octubre. Esperamos el ajuste estacional que quizás gire en torno a otro 20%. Puede que esté más amortiguado ante la no convalidación del mercado”, planteó Bendayán.

Escasez de hacienda y paritaria

Aunque los lotes recuperan humedad tras la seguidilla de temporadas con sequía, la dinámica de pariciones seguirá trastocada en campos que quedaron sin animales ante la falta de lluvias. “Hay una certeza: vamos a tener faltante de animales para la zafra. Los animales en pie en los mercados de referencia incrementaron en $120, $130 y hasta $150 dependiendo de qué categoría. Y eso se va a ir trasladando a los valores”, postuló el referente de la industria frigorífica.

Hay otro agravante y está dado por la repartidora de la paritaria frigorífica. “Nosotros tenemos la paritaria anual que opera desde el 1° de abril al 30 de marzo del año siguiente. Habíamos acordado un aumento semanal hasta el 30 de septiembre, con una variable de ajuste del 48%. Bueno, a raíz de la situación imperante, tuvimos que abrir paritaria para llevar un 12% más. Es decir que ese 12% más que los trabajadores van a percibir en la primera quincena de agosto, es un elemento más que también hay que considerarlo en el precio de la carne para las próximas semanas”, cerró Bendayán.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Agro

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?