• Dólar Banco Nación $912.50
  • Contado con liqui $1233.75
  • Dólar MEP $1200.90
  • Dólar Turista $1460.00
  • Dólar Libre $1210.00
  • Dólar Banco Nación $912.50
  • Contado con liqui $1233.75
  • Dólar MEP $1200.90
  • Dólar Turista $1460.00
  • Dólar Libre $1210.00

Política

Maniobra en secreto

Los senadores actualizaron su dieta: ¿cuánto van a cobrar?

Senadores vuelve a intentar aumentar la dieta: ¿cuánto quieren cobrar?

Por Redacción

Finalmente votaron a mano alzada y aprobaron la actualización orquestada un día antes en comisión.

Este jueves la Cámara alta sesionó y el grueso de la oposición acordó llevar al recinto un incremento en sus dietas. Los senadores de Unión por la Patria, parte de la UCR y Cambio Federal redactaron una resolución para modificar el mecanismo a través del cual se actualizan los ingresos de los senadores. Así, los senadores pasarán de cobrar $1,7 M a más de $4 M, junto con un nuevo mecanismo de actualización.

La intención era mantener la maniobra en secreto para no agitar las aguas en Casa Rosada. La Cámara que lidera Victoria Villarruel encontró revancha luego de que, por orden del presidente Javier Milei, la titular del Senado debiera dar marcha atrás con las subas del 30% que se habían otorgado semanas atrás, a raíz de las paritarias con los trabajadores del Congreso.

Ayer, en la reunión de Labor que mantuvieron los presidentes de los bloques con la Vicepresidenta, habrían acordado que la votación en el recinto sea hacia el final del debate. La intención (al menos hasta ayer) era votar el texto sobre tablas.

Esto significa dos cosas: por un lado, que la resolución que eleva las dietas no figure en el temario de la sesión, por tanto, el asunto se mantendría oculto hasta ya entrada la sesión. Por otro lado, la intención era que, al momento de la votación (para la que se requieren al menos 48 votos porque la resolución carece de dictamen), se mencionara al proyecto por su número en la orden del día -sin más precisiones- para que pasara desapercibido.

Incluso los senadores de La Libertad Avanza se habrían mostrado a favor de la jugada. El senador libertario que participó de ese encuentro fue el puntano Bartolomé Abdala, presidente provisional del Senado.

Ahora bien, según fuentes allegadas al jefe de bloque oficialista, Ezequiel Atauche, este no estaría de acuerdo con la suba de las dietas. "Va a trabajar para que el resto de su bloque no acompañe", le dijeron a este medio. 

Los motivos del secretismo

En el sector de Unión por la Patria fundamentaron que la decisión de mantener en secreto el tema hasta el momento de la sesión era "para que no nos pegaran dos veces". 

Daban por descontado que un incremento de las dietas en medio de la crisis económica tendría un impacto negativo en los medios de comunicación y las redes. Preferían ahorrarse los cuestionamientos previos.

En cambio, otras fuentes parlamentarias, más cercanas al oficialismo, pusieron la mira en Javier Milei. "El secretismo no es por la gente, sino por Casa Rosada". Más allá de que el acuerdo es entre los senadores no libertarios temen que el Presidente vuelva a inmiscuirse en cuestiones del Poder Legislativo e intente frenar -por segunda vez- la suba de las dietas.

De todas maneras, Villarruel puede despegarse fácilmente de la jugada, de la cual, aseguran, "está al tanto". En primer lugar, porque la resolución no alcanza sus ingresos: ella cobra como funcionaria del Poder Ejecutivo; no forma parte del cuerpo de senadores. Al mismo tiempo, porque podría argumentar que fue una decisión del cuerpo. 

La misma titular del Senado le dijo en más de una oportunidad a su entorno que ella "no es quién para meterse con el bolsillo de los senadores", diferensiandose así del discurso "anticasta" del Presidente. "Ella está interesada en que las remuneraciones sean transparentes y acordes al cargo", dijo alguien que la frecuenta. Dándole luz verde a la jugada, "desafía al Presidente", interpretó una fuente en Casa Rosada.

En este punto, la Vicepresidente tiene una ventaja ante su par en Diputados, Martín Menem, quien sí es un legislador más, al que cualquier aumento en las dietas le impacta directamente.

Al mismo tiempo, el riojano viene diferenciándose de Villarruel en este punto. Post escándalo por la suba de las dietas, en declaraciones periodísticas, aseguró que no volverá un incremento. Y, al igual que su líder, Milei, también sortea sus ingresos.

¿Qué dice la resolución?

En concreto, la resolución, que pasa a regir a partir del mes que viene, cambia la manera en la que se actualizan las dietas de los senadores. Desde el año 2011, a través de una resolución conjunta, se estableció que las dietas de diputados y senadores representen un 20% por encima de un trabajador de la categoría más alta de la Cámara.

Esto implica que, cada vez que haya un incremento salarial a los trabajadores del Congreso, automáticamente este le impacta a las dietas. Salvo que, resolución mediante, se aclare un "desenganche", como ocurrió en la pandemia y luego del escándalo por la suba del 30%.

Actualmente, la dieta de los senadores ronda los $1,7 M. A esto hay que sumarle lo que reciben aquellos que viven en el interior del país en concepto de viáticos, además de $25.000 por desarraigo. Esta última cifra se mantiene congelada desde el año 2016.

¿Qué plantea la resolución que los senadores aspiran aprobar? Que los senadores perciban 13 dietas anuales (una sería a modo de aguinaldo, puesto que los legisladores no tienen ese beneficio). Pero además, que esa dieta represente 2500 módulos (cada módulo equivale a algo más de $1802), más un adicional de 1000 módulos por gastos de representación y otros 500 por desarraigo.

De allí de desprende que, en bruto, un senador pasa de cobrar $6.674.360 en bruto y algo más de $4 M netos.

Las repercusiones 

El hermetismo con el que se manejaron los senadores para someter a votación el proyecto que aumentaría sus dietas contrastó con el debate desplegado para aprobar los pliegos diplomáticos. Sobre tablas y sin siquiera mencionar el objeto del proyecto, la Cámara baja aprobó a mano alzada este mediodía un aumento de las dietas de sus legisladores. El proyecto 615/24 fue colado en la sesión en la que se trató la designación de embajadores y tratados internacionales. Con este incremento, los senadores pasarán a cobrar el doble de lo que perciben actualmente.

“La casta se juntó para aumentarse los sueldos”, señaló el jefe de bloque oficialista, Ezequiel Atauche a LA NACION después de la sesión. Los siete senadores de La Libertad Avanza (LLA) no acompañaron la medida. “Le advertimos sobre esto a Milei y por supuesto está en contra”, indicó el referente libertario.

El Presidente no tardó en pronunciarse al respecto en la red X. “Así se mueve la casta. Los únicos siete que votaron en contra son los senadores de La Libertad Avanza. El 2025 será paliza histórica..”, escribió el primer mandatario. En rigor, algunos radicales así como parte de la bancada Pro se abstuvieron de levantar la mano. En tanto, el kirchnerismo, una porción de la UCR y parte de los bloques que responden a los oficialismos provinciales apoyaron el aumento.

Sin despacho de comisiones, la iniciativa necesitó de un mínimo de 48 votos para aprobarse sobre tablas en el recinto. Sin embargo, la votación a mano alzada generó opacidades sobre quienes apoyaron la medida y muchos senadores se escudaron detrás de este procedimiento para despegarse del incremento de dietas. No obstante, la votación fue validada por la presidenta del cuerpo, que dio por aprobado el proyecto.

Cómo se gestó

Mientras se buscaban los votos para la formalización de un grupo de embajadores en destinos estratégicos, se gestaba una jugada en las sombras. Senadores de diferentes espacios políticos planificaron colar en la sesión un proyecto de resolución por el que se estableció un incremento de sus dietas así como un mecanismo de actualización, atado al valor del módulo que perciben los empleados legislativos.

Si bien el oficialismo no acompañó con su voto, estaba al tanto de la idea, esbozada durante la reunión de Labor Parlamentaria y motorizada por la insatisfacción que generó la disposición de ascensos en la Secretaría General de la Presidencia, entre los que se encuentra la promoción a secretario de Estado del vocero presidencial, Manuel Adorni. El funcionario percibirá un diferencial en su sueldo (“Creo que hay una diferencia”, se limitó a decir en la habitual conferencia de prensa matutina). Según pudo reconstruir este medio, el aumento ronda los $200.000.

“Ayer se conoció el Senado lo que cobra el vocero al ser ascendido y es el doble que un senador. Eso disparó esta inquietud. Se habló en Labor porque justo se conoció cuando estaban reunidos”, confiaron cerca de un senador que rubricó el proyecto con su aval.

Entre los firmantes de la iniciativa figuran el salteño Juan Carlos Romero (Cambio Federal); la neuquina Lucila Crexell (Comunidad Neuquén); los kirchneristas Juliana Di Tullio (Buenos Aires) y José Mayans (Formosa); los radicales Daniel Kroneberger (La Pampa) y Pablo Blanco (Tierra del Fuego). Aparece, también, la firma del puntano Bruno Olivera Lucero, de La Libertad Avanza. “Se equivicó”, se excusaron sus colegas de bancada.

Los legisladores Pro, en tanto, precisaron a este medio que los seis integrantes de su bloque se abstuvieron de levantar la mano. “Una verguenza, absolutamente inoportuno y sin ninguna empatía con el difícil momento que viven la mayoría de los argentinos. Nos opusimos al tratamiento sobre tablas y votamos en cntra del proyecto, que lo expliquen y se hagan responsables los que lo impulsaron y lo votaron”, dijo el cordobés Luis Juez (Pro).

Actualmente, los senadores perciben una dieta de aproximadamente 1,7 millones de pesos. Con el incremento planteado en la resolución aprobada podrían empezar a percibir alrededor de 4 millones de pesos en mano. A partir de ahora, cada senador tendrá una retribución de 13 dietas anuales, una por mes más un adicional correspondiente al aguinaldo. Cada dieta representa 2500 módulos, equivalente a algo más de $1802, sumado a un adicional de 1000 módulos por gastos de representación y otros 500 por desarraigo.

Tras la polémica que se desató cuando se conoció el aumento del 29,92% otorgado en febrero por Villarruel y su par de Diputados, Martín Menem, la vicepresidenta se despegó del relato libertario. Ante el tirón de orejas del Presidente y una rápida respuesta del titular de la Cámara baja, Villarruel manifestó públicamente su desacuerdo con el pedido de Milei y consideró que debería ser una decisión de los propios senadores. Si bien intentó resistir la contramarcha, debió ceder ante la presión pública y ante la necesidad de no confrontar con el primer mandatario.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Política

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?