Seguínos en:
Judiciales

En un año, subió 161% el pasivo

Antes de caer, Guardati-Torti aumentó 621% los créditos a sus otras empresas

(por Mariano Galíndez) El análisis de los dos últimos balances muestra que la corredora arrastraba problemas anteriores a crisis de BLD y Vicentín

Según se desprende del análisis de los dos últimos balances contables presentados a la Comisión Nacional de Valores, la corredora de granos y operadora bursátil Guardati-Torti arrastraba serias tensiones financieras mucho antes de que estallara la crisis económica argentina de fin del año pasado, como sostuvo al anunciar en febrero su millonario default. Es más, el rojo en sus números es incluso anterior a las caídas de la agrofinanciera BLD (septiembre) y la agroexportadora Vicentin (febrero), que la habían puesto en el centro de todas las miradas del mercado como la próximas ficha a caer en el dominó de defaults.

 

Según el estado patrimonial de Gyt SA al 30/09/19, su pasivo había subido 161% contra el balance al 30/09/18 ascendiendo a $394M. Y el pasivo corriente (que muestra las necesidades de liquidez) explicaba la mayor parte de la suba. Por caso, las deudas comerciales se le habían disparado en un año 285% ascendiendo a $293M, mientras que el pasivo bancario le subió 42% llegando a los $96M. En lo que hace al pasivo por las remuneraciones, le habían subido 77% llegando a $2.4M.

 

Con respecto a los activos, el aumento fue menor al de los pasivos ya que entre los dos balances subió 110% contra el 161% de aumento del pasivo. A la hora de analizar un indicador clave de solvencia, como es la relación Activo/Pasivo, tuvo una fuerte caída de 1.5 a 1.2 entre balance y balance. Y otro indicador clave, pero para la liquidez, que es la relación Activo Corriente sobre Pasivo Corriente, sufrió una fuerte baja de 1.3 a 1.1.

 

No obstante, a la hora de detallar el análisis en los Activos aparecen los puntos que le quitan fortaleza y disparan el debate sobre la correcta administración. Se trata del punto “Otros créditos”, que subieron 91% en un año saltando de $131M a $252M. En efecto, en ese apartado (nota 4.d del balance) figuran los préstamos que GyT le hizo a dos de sus empresas –que son GYT plus (acopio) y Tygros (market place para empresas llamado “Emprecios”). Resulta que para el balance de 2018, GyT tenía créditos con ellas por $14M, pero para el balance de finales de 2019 los créditos que tenía con ellas habían subido a $107M ($99M a Gyt Plus y $8M a Tygros). Semejante crecimiento del 621% de los créditos con subsidiarias escapa a todas las recomendaciones de los especialistas para empresas con fuerte suba de pasivos. Y otro punto para el debate del item "Otros Créditos"  son los saldos de las cuentas particulares de los directores (que en el balance suponen créditos de corto plazo) que ascienden a $10M, otra práctica bastante polémica para una empresa que está afrontando fuerte suba de pasivos a corto plazo.

 

Con respecto a la judicialización de su default, el miércoles pasado se concretó la intervención judicial de la empresa como lo dispuso la Justicia luego del pedido de un de sus principales acreedores. En concreto, ese día se presentó el oficial de Justicia y el interventor en las oficinas de la firma en las torres Nordlink, que estaban cerradas -según el abogado de Gyt- por el coronavirus y dado que sus dos socios (Ángel Torti y Juan Carlos Guardati) por edad, están en población de riesgo. Que la oficina esté cerrada alentó sospechas en los demandantes ya que las corredoras están abiertas (con turnos mínimos) porque el mercado de granos sigue trabajando. Igual, tomaron posición oficialmente y dejaron un requerimiento de 200 preguntas.

 

30.03.2020 06:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina