Seguínos en:
Gestión

Branding emotivo

Siete claves para convertir a tus clientes en fans de tu marca

Cuando hablamos de marcas que mueven pasiones, automáticamente nos viene a la cabeza Apple o Harley Davidson: enseñas que han conseguido clientes tan satisfechos, o que se identifican tanto con los valores que venden estas marcas, que no dudan en tatuárselas en su propio cuerpo o lucirlas en cualquier objeto personal. En definitiva, viven los “colores” de la marca como los aficionados a un equipo de fútbol o un grupo de música. 

 

1. Lecciones de las estrellas

Si conseguimos conectar con los consumidores como lo hacen los grupos de música con sus fans, tendremos clientes tan contentos que hablarán bien de nosotros con los demás. Ellos te hacen tu marketing, igual que cuando te gusta un grupo de música le dejás el disco a un amigo para que lo escuche. Alguien puede ser fiel a una empresa simplemente porque le da un servicio correcto y por comodidad no busca otra alternativa, pero no la va a recomendar ni a defender. Cuando alguien ama una marca, en cambio, siempre la recomienda.

 

2. Generar emociones

La capacidad para generar emociones es lo que permite crear un vínculo de lealtad real. Si pensamos en la música, son las emociones que nos provoca lo que nos hace ser leales a un grupo determinado. Las empresas también pueden hacerlo. Puede ser a través de los productos y servicios, como hace Apple. Sus productos generan emociones porque siempre han cuidado mucho la experiencia de usuario y la facilidad para utilizar sus productos enlaza perfectamente con un componente emocional. También puede ser a través de la comunicación, vendiendo un estilo de vida, como Harley Davidson.  

 

3. Valores de marca

Para crear un vínculo emocional es fundamental tener muy claro qué es lo que querés comunicar a tus fans y a qué segmentos querés atacar. Las marcas amadas son las que transmiten muchas cosas más allá de su propia dimensión como marca. El ejemplo más claro es Harley, pero hay otras muchas, más pequeñas, que también son referentes para su público. Si una pyme quiere conseguir esto, debe preguntarse qué valores se pueden asociar a sus productos o servicios.

 

5. Segmentar bien a tu público

Debés tener muy claro a quién te dirigís para convertirte en relevante para ellos. Quienes consiguen esto, siempre tienen una comunidad fuerte. También es importante asumir que, igual que vas a tener personas que adoren tus “colores”, habrá otros que los odien. Una marca de culto siempre tiene apóstoles y puede tener enemigos. Algunas lo utilizan, incluso, como estrategia para conectar mejor con su público. Un ejemplo claro es Ryanair. Hay gente que le encanta y gente que la detesta. Ellos venden low cost puro y si no te gusta te vas a otra compañía. 

 

6. Cuidar el punto de venta

Debés crear unos valores para tu punto de venta y reinventarlo continuamente para diferenciarte. Hay que esforzarse por crear comercios que vendan experiencias, en las que el cliente pueda tener una experiencia de compra interesante e innovadora.

 

7. Conectar con el cliente

Conocer muy bien qué les preocupa es una forma de ofrecerles una experiencia de usuario inolvidable. Que en el momento de la verdad vea que te desvivís por él. En definitiva, darle siempre más de lo que espera, superar sus expectativas para que cuando salga de tu empresa lo cuente. Sin embargo, ofrecer expectativas que luego no se pueden cumplir rompen este tipo de vínculos. 

 

21.02.2020 10:41 | Fuente: emprendedores.es

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina