Seguínos en:
Servicios

Tarjeta Sube, la que nunca llega

Negocian para que rosarinos carenciados paguen más barato el boleto

Un beneficio del 55% de la tarifa rige en Buenos Aires y Santa Fe capital pero no en Rosario.

 

Tras lograr que el gobierno nacional comprometa $600 M en subsidios y anunciar el congelamiento del boleto por 120 días, la Municipalidad de Rosario confía en lograr un nuevo avance para financiar el transporte. El intendente Pablo Javkin buscará que la tarifa social federal haga pie en el sistema local y permita a los sectores más carenciados viajar con un 55% de descuento.

 

Tras varios años de idas y vueltas sin resultados en concreto, el jefe del Palacio de los Leones cree que ahora sí se podrá lograr la llegada de los subsidios, en función del nuevo esquema político y la flexibilización de algunas posturas.

 

Desde su lanzamiento, durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, la tarjeta Sube incluyó el descuento para jubilados, beneficiarios de asignación universal y personal doméstico, entre otros sectores. Pero a Rosario nunca llegó por la falta de coincidencias entre gobiernos de distinto signo político y porque el socialismo siempre pretendió conservar la tarjeta local, gestionada por el Banco Municipal. 

 

En 2018 y con la economía nacional destartalada, el por entonces ministro de Transporte Guillermo Dietrich le terminó ofreciendo a la ex intendenta Mónica Fein hacer llegar la tarjeta Sube a Rosario, pero ya sin los beneficios para usuarios carenciados. 

 

Javkin entiende que ahora hay un mayor marco de entendimiento con el gobierno nacional. No solo porque al tratarse de una gestión peronista los subsidios dejaron de ser mala palabra, sino también porque el funcionario a cargo de las tratativas (el secretario de Transporte Mario Saieg) es de origen cordobés, donde también se manejan con un plástico propio. A diferencia de Rosario donde no existe beneficio alguno, los cordobeses de menores recursos pueden efectuar 20 viajes gratuitos por mes.  

 

En las reuniones mantenidas en los despachos del gobierno nacional -en la que también participó el secretario de Transporte Osvaldo Miatello-, las autoridades rosarinas dejaron en claro que están dispuestos a resignar el uso de la tarjeta Movi para los colectivos. Preferirían conservar la tarjeta local, pero saben que esa alternativa es de dificultosa implementación y están dispuestos a resignarla para que los carenciados rosarinos finalmente dejen de ser parias.

 

“No es algo imposible, es una cuestión de decisión política de Nación”, planteó una fuente del Palacio de los Leones, quien agregó que “nosotros vamos a aceptar cualquier beneficio para los usuarios, no hay un capricho de utilizar la Movi bajo cualquier circunstancia”. La definición del tema debería darse en los próximos meses, antes que venza el plazo de 120 días por el cual se congeló la tarifa. 

 

Desde el Municipio descartaron que la discusión por el manejo de los fondos sea un ítem relevante en las tratativas. “Los ingresos van al Banco Municipal pero se distribuye directamente a las empresas. El banco no pone a trabajar ese dinero”, explicaron.

 

11.02.2020 15:22 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Certificados SSL Argentina