Seguínos en:
Agromercados

Productores, muy molestos

Denuncian un “corralito” de los corre-acopios enganchados por Vicentín

(por Mariano Galíndez) Se quejan de que tampoco les pagan los granos que no entregaron en la aceitera defaulteada

A más de un mes del default de Vicentín, y sin que la aceitera todavía haya presentado un plan de pagos a sus acreedores, los acopios que quedaron enganchados empezaron a sentir en los últimos días que se incrementó el malestar de sus clientes productores, que los apuran para cobrar cuanto antes los granos entregados. En Córdoba, por ejemplo en la zona de las Varillas, se encuentran los chacareros que más levantaron temperatura contra acopios cuyos comandos está en cabeza de casas de corretaje que operan en la Bolsa de Comercio de Rosario y sobre los cuales ya empezaron a preparar acciones judiciales que amenazan iniciar en cuanto termine la feria judicial.

 

Vicentín tiene una deuda de u$s350M con la cadena comercial, siendo ACA (y sus cooperativas) las principales acreedoras por unos u$s110M. Pero su pasivo se expande por una larga lista de proveedores (entre acopios y cooperativas) que entregaron sus granos a la agroexportadora en condición a fijar.

 

Apenas la aceitera dejó de pagar el 4 de diciembre, a los acopios enganchados se le presentaron dos problemas: el no cobro de las ventas acordadas (fijaciones) en los días previos al default y la incertidumbre por el tonelaje de granos entregado que no está fijado. Vicentín nunca informó el monto de mercadería que tiene en esas dos condiciones, pero se estima que el problema de fondo es precisamente el volumen entregado no fijado.

 

La primera medida de los acopios fue dejar de tomar las ventas (fijaciones) que querían hacer sus clientes de los granos que ya habían entregando explicando que habían quedado enganchados en el default y que si Vicentín no les pagaba ellos no tenían cómo abonarles.

 

Hubo acopios, con más espalda o menos comprometidos, que se hicieron cargo de pagar los granos ya fijados para ganar tiempo ya que no pueden afrontar el pago de la mercadería entregada. Sólo ACA y el grupo cerealista privado más importante de los que quedaron enganchados en el default de Vicentín tuvieron el resto financiero suficiente para hacer frente a la mercadería fijada y a nuevas fijaciones.

 

Ahora, hay productores que están empezando a levantar temperatura contra aquellos acopios que menos respuestas les dieron (no les abonaron ni lo fijado), más aún cuando empezaron a revisar los documentos y se encontraron que en la cartas de porte figura que cerca de la mitad de los granos que ellos vendieron a los acopios enganchados en el default de Vicentín no fueron entregados a esa empresa sino a otras como Molinos, Bunge y Glencore. 

 

Productores de la zona cordobesa de las Varillas se comunicaron con punto biz para contar que se está organizando para reclamar a los acopios que operen en la zona el inmediato pago de las fijaciones y la fijación de la mercadería que fue no fue entregada en Vicentín. Es más, ya hablan de un “corralito” de los acopios, quejándose de que los acopios se “sentaron” sobre toda la mercadería entregada para cuidar su caja y no sólo en la que realmente se entregó en Vicentín.

 

En ese sentido, los acopios que están más comprometidos son una docena de aquellos que están integrados a casas de corretaje rosarinas, los llamados corre-acopios, y no tanto los acopios tradicionales. Es que los correacopios le vendía la gran mayoría de sus granos a Vicentín, que era la principal compradora de granos  de corre-acopios, mientras que las firmas tradicionales tienen sus clientes más diversificados y por eso su suerte no está atada a la crisis de Vicentín.

 

13.01.2020 07:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina