Seguínos en:
Política

En Diputados

Los cortocircuitos que llevaron a Cambiemos a ir a internas en Santa Fe

La jerarquía de la dirigencia nacional en el armado provincial empezó a desafiarse.

El armado de las listas para diputados nacionales desnudó las diferencias internas que existen en Cambiemos Santa Fe entre el radicalismo y el PRO, pero también hacia adentro del macrismo local, fundamentalmente por la intervención directa y sin concesiones de Casa Rosada.

 

El tercer puesto en la carrera a la gobernación marcó un quiebre impensado hace dos años cuando la ola amarilla pintó la provincia. La jerarquía de la dirigencia nacional en el armado provincial se mostró como una señal impoluta hasta ahora que empezó a desafiarse.

 

Por un lado, el radicalismo esta vez no se bancó la lista confeccionada por Marcos Peña que encabezará Federico Angelini y decidió presentar competencia con el exconcejal Martín Rosúa. Esto se acopla a la demanda radical a nivel nacional de ampliación en las decisiones. Pero no es lo único que genera ruido en Santa Fe.

 

Hacia dentro del PRO santafesino empezaron los cuestionamientos y hasta se trató de armar una lista para competirle a la oficial. La rebeldía terminó cuando se dimensionó la posible reguera. En rigor, el radicalismo y el sector díscolo del PRO confluyeron en el mismo reproche: que Casa Rosada sigue imponiendo nombres a su antojo.  

 

“Pasó lo que pasa siempre”, comentó un dirigente de Cambiemos una vez digerido el vertiginoso cierre de listas, y luego ahondó: “Hubo una bajada de línea directa pero directa de Casa Rosada, diciendo que no querían internas”.

 

Esto fue respetado por el sector de Lucas Incicco, diputado que impulsó la competencia en el PRO al considerar que la lista oficial no contenía ni representaba otros sectores importantes. Por eso creía que dirimir los candidatos les daría un salto de calidad en lugar de forzar la unidad. Roy López Molina sonaba para sumarse.

 

Desde el galdeanismo, Martín Rosúa interpreta algo similar. “Esta lista digitada desde Buenos Aires no respeta la territorialidad y la amplitud suficiente que debe tener Cambiemos”, dijo a Puntobiz en sintonía con lo votado en la Convención radical realizada hace un mes atrás.

 

“Como nosotros no estamos bajo el pie de nadie, y nos sentimos independientes y autónomos dentro de Cambiemos decidimos presentar una lista con una representación mucho más grande, es decir, toda la provincia. Hay que desdramatizar la competencia”, completó Rosúa.

 

Aceite verde y a la cancha

Entre la orden de Casa Rosada y los disconformes hay dos nombres que cruzan: el macrista Federico Angelini y el radical José Corral, que lograron mutua paz. El candidato del PRO prefirió bajarle un tono y dijo a Puntobiz que se trata sólo de “turbulencias previas a un cierre”. “Ahora, aceite verde y a la cancha”, graficó en código futbolero.

 

Las diferencias con Angelini resuenan porque representa fielmente a la dirigencia de Buenos Aires y explota esa confianza abarcando todo el poder de armador. No cayó bien que los dos mejores lugares en la lista que tenía disponibles los haya copado él y José Núñez que es de su riñón.

 

“Es difícil construir todo para vos”, graficaron. Algo similar se le reprocha a José Corral, a quien sus correligionarios provinciales lo creen “más macrista que radical”. No es novedad que desde Buenos Aires se armen las listas pero ya no son tiempos de bonanza política. Los errores cometidos en materia económica por el macrismo y la falta de participación radical los empuja a competir en medio de un camino sinuoso.

25.06.2019 15:08 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)