Seguínos en:
Judiciales

Gendarmería allanó oficinas

La Justicia investiga irregularidades en una agencia de Bolsa local

Es una investigación de la Justicia Federal sobre operaciones cambiarias no autorizadas realizadas por una inversora bursátil. 

Gendarmería Nacional realizó ayer durante casi todo el día un allanamiento en la agencia de Bolsa Abut SA, en la esquina de Santa Fe y España. 

 

El procedimiento fue ordenado por el juez Marcelo Bailaque, titular del Juzgado Federal N° 4 de Rosario, luego de recibir un informe del Banco Central sobre presuntas operaciones cambiarias realizadas sin autorización oficial. En el operativo se secuestraron documentación, computadoras y otros elementos de interés para la investigación como dinero sin declarar. El allanamiento arrancó sobre el mediodía y todavía continuaba entrada la noche. En el marco de una estricta reserva, se informó escuetamente que la causa está vinculada a “temas cambiarios y a irregularidades fiscales”.

 

En concreto, Gendarmería (con dos camiones periciales) fue a las oficinas de Abut SA en Santa Fe al 1.600, pero según informaron por la noche en la empresa las autoridades, en realiad, buscaban el rastro de operaciones realizadas por una financiera de Claudio Abut, quien está desvinculado de esa agencia de Bolsa desde hace años y opera con sus propias firmas como Abut Inversora y Abut Cambios. Pero la oficina allanada es la de la tradicional agencia de Bolsa de Jaime Abut, padre de Claudio. Jaime está retirado del día a día de los negocios y la oficina la manejan sus dos hijas, que hace tiempo separaron negocios con su hermano en duros términos.

 

En 2012, cuando todavía Jaime estaba al frente de Abut y su hijo estaba a cargo de las operaciones, la agencia de Bolsa quedó envuelta en una investigación de Afip por evasión de en comercio de granos por $7M en cinco acopios del sur provincial que usaban regularmente como flete a la transportista Abut, propiedad de Claudio y Valeria Noce. La investigación, que incluyó allanamientos de Gendarmería a las oficinas de la agencia de Bolsa, finalmente no encontró vinculación de los casos de evasión con el servicio de flete prestado por transportista y con la agencia de Bolsa. No obstante, no mucho tiempo después de ese incidente -que afectó a Jaime Abut, una personalidad destacada de la Bolsa de Comercio- la familia empezó a dividir negocios.

 

La desvinculación de Claudio de Abut SA no fue en buenos términos con sus dos hermanas, que incluso tuvo un capítulo judicial. Fue así que armó su propia empresa bursátil, que en principio llamó Abut Inversora, con oficinas en Italia al 600. Con la mudanza, Claudio se llevó a casi la totalidad de los empleados y más de la mitad de los clientes. La división se llevó puesto un ambicioso proyecto que originalmente impulsó Claudio que fue la restauración de la Mansión Astengo, en pleno Paseo del Siglo, para convertirlo en la gran sede corporativa del grupo, propiedad que todavía tiene la familia.

 

Lo cierto es que para desarrollar su negocio independiente en Bolsa, Claudio intentó primero hacerlo con su nueva firma Abut Inversora, pero si bien tuvo operaciones de financiamiento extra bursátil no llegó a poder operar en Bolsa. Fue así que finalmente se hizo cargo de la acción de Bolsa (en la jerga “alquiló”) que tenía desactivada Carlos Daminato. En rigor, los Daminato habían encargado antes la reactivación de ese negocio al contador Marcelo Fernández (en el marco de la administración de todo el grupo de cambio y turismo), pero finalmente le alquilaron la acción a Claudio Abut. Ahora la agencia se llama VNR y, pese a su bajo perfil público, tiene una muy buena actividad en Bolsa.

 

19.06.2019 07:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)