Seguínos en:
Empresas

¿Cada cuanto conviene valuarla?

La valuación de la empresa familiar

¿Para qué sirve la valuación de una empresa familiar? ¿Se puede determinar su valor solamente mirando el balance? 

Valeria Quaglia, consultora de Aimetta & Asociados que trabaja en la construcción de acuerdos para la continuidad de la empresa familiar, responde estas preguntas para entender en profundidad la importancia de disponer de una valuación actualizada en las empresas familiares.

 

Valuar una empresa es ponerle un valor en dinero. Valuar una empresa familiar es, además, dejar sentado en la familia uno de los acuerdos fundamentales que aseguren la continuidad de su empresa a largo plazo.

 

No existe un solo valor de la empresa familiar, cualquiera sea el método utilizado. Por eso la primera pregunta a responder es ¿para qué queremos valuar la empresa familiar?

Para tener un valor de referencia para la venta de participaciones entre los socios.
Para compensar patrimonialmente a los herederos de un socio fallecido.
Para la división de bienes en caso de divorcio de un socio.

 

Hay que tener en cuenta que el motivo que impulsa la valuación influye en el valor de la empresa, por ejemplo comprar el control accionario de una empresa es más caro que comprar una participación minoritaria.

 

Las operaciones de compra y venta de empresas o participaciones sociales nunca se negocian teniendo en cuenta solamente el valor de libros, porque el verdadero valor no puede saberse mirando únicamente su balance ya que este generalmente se hace para cumplir con formalidades fiscales y no refleja su valor real.

 

El valor de una empresa no está determinado únicamente por su patrimonio. En la valuación deben tenerse en cuenta muchos aspectos intangibles como el valor de la marca, de la cartera de clientes, el prestigio, la participación en el mercado, la experiencia en la fabricación y/o en la venta del producto, su historial de cumplimiento en los bancos, el gerenciamiento, etc. Todos estos asuntos generalmente no tienen un valor contable y las diferencias pueden ser enormes.

 

Hay dos procedimientos que son los más utilizados para valuar una empresa familiar:

El método patrimonial real: mira el PRESENTE, la empresa se valúa por lo que tiene. Ese valor representa un piso por debajo del cual conviene cerrar la empresa y vender sus bienes por separado.
El método de flujo de fondos descontados: mira hacia el FUTURO, la empresa vale por los beneficios que puede generar. Se incluyen en esta valuación aspectos intangibles como el valor de las marcas, la clientela, el prestigio y en general lo que vale como una empresa en funcionamiento.

 

Estos métodos no son mutuamente excluyentes, se pueden utilizar juntos o por separado. Existen, además, otros elementos que intervienen en un acuerdo de compra venta de participaciones sociales, tan vitales de acordar como el valor mismo. Por ej. cantidad de cuotas posibles, plazos, intereses, bienes a entregar como parte de pago, anticipos, penalidades por incumplimiento, etc.

 

No hay que olvidar que en las empresas familiares detrás de la figura de socio comprador y/o vendedor de sus participaciones sociales, hay un hermano/a, un hijo/a, un padre/madre que va a seguir conservando ese rol en la familia, aunque deje de ser socio de la empresa familiar.

 

Es por ello que valuar la empresa familiar todos los años es un ejercicio que permite a los familiares socios contar con un valor de referencia de la empresa, para que cuando necesiten la valuación estén tan acostumbrados a realizarla que no haya discusión alguna.

 

Es un ejercicio que, en definitiva, da transparencia y contribuye a mantener la paz familiar...

25.04.2019 06:00 | Fuente: Autor: Valeria Quaglia, Aimetta & Asociados.

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)