Seguínos en:
Agroindustria

Además, temor por OGM en trigo

Aceiteras analizarán bien de cerca la calidad de la soja que vaya arribando

Preocupa la baja proteina. Ejecutivos de las plantas volvéran a tomar contacto en las próximas semanas para alinear criterios de acción

Las principales aceiteras del país decidieron seguir monitoreando bien de cerca cómo evoluciona la calidad de la soja en la medida que llega la cosecha a las plantas antes de proponer medidas a productores y acopiadores.  Tal como adelantó punto biz, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA), Gustavo Idígoras, tomó nota de los comentarios que recibía de los ejecutivos de las plantas por la mala calidad proteica de la soja que está llegando y organizó una call conference para sondear la situación general y alinear criterios.  Según relató uno de los participantes del cruce de opiniones, se decidió esperar a que llegue la soja de segunda y del norte para ver si se emparda así la situación con la de las campañas anteriores. La complicación que genera que masivamente está arribando por estos días en camiones a los puertos tenga mala calidad proteica es que las plantas deben moler más lento para bajar más la humedad del grano, trabando así la logística proyectada, demorando embarques y subiendo costos.

 

Hay ejecutivos que quieren poner sobre la mesa la posibilidad de revisar el estándar de calidad de los embarques de harina para evitar rechazos Y están los que impulsan la revisión del estándar y no son pocos los que creen que no sería malo bajar la tolerancia de recibo que tienen los contratos (llevarla de 45.5 a 45%) para evitar rechazos.  Como sea, los aceiteros quedaron en volver a cruzar línea en la primeras semanas del mes que viene. Según la Bolsa de Comercio de Rosario ya se han cosechado 3.0 M de hectáreas  de soja en zona núcleo, un 75% del total cultivado en este ciclo. En la semana pasada se cosecharon más de 800 mil has. y los rindes promedios oscilaron entre los 38 y 45 quintales por hectárea. Precisamente, el aumento de los rendimientos explica la menor calidad proteica del poroto. 

 

En tanto, exportadores ahora tienen tambien otro flanco abierto. Es que varios países importadores de trigo, como Indonesia y Argelia, salieron a pedir certificados de que el cereal exportado es libre de OGM. Productores levantaron la voz la semana pasada porque exportadores empezaron a reclamar esas constancias con el argumento de que se lo demandaban sus clientes externos. En rigor, Agroindustria no aprobó  comercialmente el trigo OGM desarrollado por Bioceres (variedad HB4), pero la difusión global de la polémica (acopiadores, industriales y exportadores no quieren que se lo autorice hasta que los países compradores lo acepten primero) ya fue capitalizada por un comercio global cada vez más atento a las barreras para-arancelarias que se pueden poner para mejorar precios de ingresos de las importaciones. "Al tener ya una hoja de ruta acordada deberían empezar a calmarse los mercados”, salió a decir el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA), Gustavo Idígoras.

23.04.2019 06:00 | Fuente: punto biz