Seguínos en:
Agroindustria

Reunión en la Bolsa de Rosario

Aceiteras piden a China una cuota de importación de harina de 5M de toneladas

(por Mariano Galíndez) Así se lo formuló Gancberg, de Glencore, al viceprimer ministro de China, Hu Chunhua

La Cámara de la Industria Aceitera (CIARA-CEC), que reúne a los principales traders de granos que operan en el país, pide que China habilite una cuota de importación anual de 5 M de toneladas de harina de soja. Así lo expuso Sergio Gancberg, quien es presidente de Glencore Argentina pero habló a nombre de la entidad empresaria, en la reunión que empresarios y funcionarios nacionales y provinciales mantuvieron el viernes con el viceprimer ministro de China, Hu Chunhua, en la Bolsa de Comercio de Rosario.

 

En el encuentro, que duró algo más de una hora y del que también participó el gobernador Miguel Lifschitz y el secretario de Agricultura de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, disertaron primero Julio Calzada (por la Bolsa) y Rodolfo Rossi (por Acsoja), quienes dieron detalles de la potencialidad económica de la cadena sojera argentina.

 

Luego habló Ganceberg, quien fue el que planteó los reclamos a China. Respaldado por una presentación de diez slides en un power point, empezó recorriendo las características de la industria sojera argentina para rápidamente dejar expuesto en el cuarto slide cómo China tiene una activa participación en la compra de poroto argentino (este año superó el 90% de lo exportado), mientras que en los últimos 5 años sus importaciones de aceite argentino apenas arañaron el 10% de lo exportado por el país (y no en todos los años compraron) y directamente nunca compraron harina de soja. “Países del sudeste asiático  cercanos a China, como Filipinas, Tailandia, Indonesia y Vietnam, ya representaron el 25% del volumen total embarcado por 24.7 millones de toneladas”, remarcó.

 

El representante de Ciara expuso que China cobra un derecho de importación de un 3% para el poroto, mientras que lo sube al 5% para la harina y al 13% para el aceite. No obstante, argumentó que al gigante asiático le convendría exportar harina argentina porque “tiene mayor solubilidad proteica que las harinas americanas y menor contenido de fibras respecto a la brasilera”; destacando así la excelente y uniforme calidad de la Argentina.

 

Ganceberg planteó entonces que se debe “modificar la política de aranceles de importación que dificultan la llegada de harinas y aceite de Soja a la China” y comentó que el presidente Mauricio Macri le envió una carta al presidente chino, Xi Jinping, solicitando habilitar una cuota de importación anual de 5M de toneladas de harina de zona. El empresario también dijo: “Estamos aguardando la respuesta de las autoridades aduaneras ya que el gobierno y la Industria Argentina han enviado toda la información solicitada a efectos de habilitar las plantas de molienda de Soja”. Finalmente, informó que se convocó a un seminario técnico de evaluación de la calidad de los productos argentinos durante el mes de Abril, en la embajada argentina en Beijing.

 

Tras la presentaciones de los argentinos, tomó la palabra el viceministro chino, quien no hizo una sola referencia concreta al pedido por la harina de soja. Hu Chunhua se limitó a decir que quieren avanzar en la cooperación agrícola chino-argentina y se mostró a favor de aumentar el comercio bilateral. Fue allí que planteó la necesidad de que Argentina promocione mejor sus vinos, carnes y cerezas en China y recomendó que las  grandes empresas argentinas inviertan más en su país. Y de paso dejó el mensaje de que Cofco, a la que definió como la mayor alimenticia de su país, tendrá todo el apoyo oficial de China para seguir desarrollándose en Argentina.

 

25.03.2019 06:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)