Seguínos en:
Gestión

Por Daniel Colombo

Ley de Parkinson: ¿por qué jamás te alcanza el tiempo ni el dinero?

De qué se trata la ley de Parkinson, cuáles son sus efecto y cómo actuar frente a ella.

Dentro de la psicología aplicada a la productividad personal y profesional, existe la llamada “Ley de Parkinson”, enunciada por el británico Cyril Northcote Parkinson en 1957. Parte de tres leyes fundamentales: "El trabajo se expande hasta llenar el tiempo de que se dispone para su realización"; "Los gastos aumentan hasta cubrir todos los ingresos" y "El tiempo dedicado a cualquier tema de la agenda es inversamente proporcional a su importancia" (ley de la trivialidad).

 

Las 3 leyes explicadas:

“El trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine”.

Con esta frase Parkinson empezó un discurso en 1957, que no refería al tema de la productividad, sino a la burocracia en las organizaciones. Una cultura de tipo burocrática tiende a fomentar la creación de subordinados y de trabajo en forma innecesaria. Esta primera ley se conecta con la tendencia de la inmensa mayoría de las personas a procrastinar (postergar) y complejizar una tarea, cuanto más tiempo tengas para hacerla. Quiere decir que, aunque sea una tarea sencilla, si la postergas, tendrás la idea de que es sumamente compleja para ejecutar.

 

“Los gastos aumentan hasta cubrir todos los ingresos”

Esta ley explica por qué nunca sobra dinero, a pesar de que aumenten los ingresos. Esto sucede porque, a medida que más dinero nos ingresa, más gastas, más te comprometes con responsabilidades financieras, y lo que termina pasando es un fin de mes -o antes- en cero en tus cuentas, o con cifras en rojo.

Aplicando esta Ley según Parkinson, se puede modificar esta conducta de gastar más cuanto más si tomas ese aumento de ingresos, lo divides en dos partes: la mitad para consumir y mejorar tu calidad de vida; y la otra, directo a una cuenta de ahorro.


 

"El tiempo dedicado a cualquier tema de la agenda es inversamente proporcional a su importancia"

Parkinson la llamaba ley de la trivialidad, y también es conocida como “bikeshedding” (estacionamiento de bicicletas), la que se refiere a lo desproporcionado del peso o importancia que se le da a las cosas triviales, en la vida y en el ámbito de las empresas. Cuanto más sencillo es el tema a resolver en un comité o reunión, más tiempo se le dedicará.

 

Cómo actuar según la Ley de Parkinson:

-Ser consciente si pierde tiempo. Ya conoces las reglas.

-Compartir este conocimiento con el resto del equipo o colaboradores.

-Delegar las tareas menores y enfocarse sólo en los temas muy importantes y relevantes.

-Confiar en que otros podrán hacer un muy buen trabajo en todos los temas que se necesitan resolver rápido.

-Establecer un estricto límite de tiempo en todas las tareas y gestiones.

-Reunir toda la información de antemano, antes de ponerse a escribir un informe o un material que requerirá juntar varias partes.

-Hacer reuniones altamente efectivas (no deberían durar más de una hora, salvo excepciones).

-Trabajar con una agenda y llevar al día el control del tiempo.

-Hacer un tablero de control o flujo de proyectos, para saber en qué estado se encuentra cada cosa (Pendiente / En proceso / Terminado)

-Involucrar sólo a las personas indicadas; no es necesario que todos estén en todo.

-Establecer por escrito los procedimientos de cada una de las tareas y acciones más frecuentes.

-Corregir desvíos de inmediato.

-Ser rápido para tomar decisiones, sobre todo en las cosas más fáciles.

13.04.2018 10:47 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)