Agosto terminó con lluvias en rojo: cuánto hace falta para trigo y maíz | Punto Biz
  • Dólar Banco Nación $861.50
  • Contado con liqui $1089.77
  • Dólar MEP $1053.46
  • Dólar Turista $1378.40
  • Dólar Libre $1050.00
  • Dólar Banco Nación $861.50
  • Contado con liqui $1089.77
  • Dólar MEP $1053.46
  • Dólar Turista $1378.40
  • Dólar Libre $1050.00

Agro

¿Y el agua?

Agosto terminó con lluvias en rojo: cuánto hace falta para trigo y maíz

Agosto terminó con lluvias en rojo: cuánto hace falta para trigo y maíz.

Por Redacción

Las precipitaciones se hacen desear y los productores empiezan a ver el horizonte otra vez con preocupación.

El último informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), expuso que agosto registró un déficit de precipitaciones del 80%, lo que ha generado preocupación entre los productores.

De acuerdo al reporte, la sequía ha llevado a una situación crítica en la que se necesita con urgencia una cantidad específica de lluvia para garantizar la viabilidad de los cultivos de trigo y maíz, así como para aliviar la presión financiera en el sector.

Los productores de la Región Núcleo están mirando con atención el cielo, ya que se ha establecido un umbral crucial de 30 mm de lluvia que marcará la diferencia en la temporada de cultivo. Esta cantidad de precipitación es esencial para asegurar una cosecha de trigo exitosa y proporcionar ingresos en diciembre para hacer frente a los gastos de alquiler de tierras.

Además del trigo, la lluvia también se necesita para respaldar la siembra de maíz, que está programada para septiembre. Si bien lo ideal sería contar con más de 50 mm a principios de septiembre para una siembra tranquila, los agricultores están dispuestos a sembrar incluso si se obtienen 30 mm, anticipando una mejora en las condiciones climáticas debido al fenómeno de El Niño.

El consultor de GEA, Alfredo Elorriaga, señaló que “30 milímetros le cambian la cara al cultivo y mantienen expectativas productivas”. Esta cantidad de lluvia no solo aseguraría una cosecha parcial de trigo sino también un ingreso crucial en diciembre. Además, ayudaría a controlar la propagación de la roya amarilla y naranja, que requiere tratamientos adicionales.

En cuanto al maíz, la disponibilidad de agua determinará si la siembra ocurre en septiembre o si se retrasa hasta diciembre. Una siembra tardía implica costos adicionales, y los agricultores se enfrentarían a una falta de ingresos entre marzo y abril del próximo año. La incertidumbre en torno a las lluvias está generando ansiedad entre los productores, ya que la falta de agua amenaza con impactar significativamente sus resultados financieros.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Agro

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?