Seguínos en:
Agromercados

En medio de la crisis de Vicentín,

La Bolsa de Comercio de Rosario reduce su exposición en Expoagro

(por Mariano Galíndez) A diferencia del año pasado, no irá con stand propio, sino que lo compartirá con el resto de las Bolsas cerealeras

La Bolsa de Comercio de Rosario reducirá este año su exposición pública en Expagro, la gran feria del agro que arranca el 10 de marzo. A diferencia del año pasado, cuando la entidad bursátil hizo un enorme despliegue en la feria chacarera, esta vez no concurrirá con stand propio sino que lo compartirá con todas las Bolsas cerealeras del país.

 

Según contaron a Punto biz altas fuentes, la decisión obedece a una estrategia conjunta de las Bolsas, pero a nadie le pasa desapercibido que ocurre en un momento en el que la imagen pública de entidad bursátil rosarina está afectada por el default de Vicentín.

 

En rigor, fue el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins, quien a finales de diciembre puso la propuesta sobre la mesa, un acuerdo que se terminó de cerrar en enero. “Lo importante es que vamos todas las Bolsas en conjunto. Un buen paso para mostrar unidad en la cadena agroindustrial”, le dijo ayer Martins a  punto biz.

 

En efecto, en un momento político muy delicado con amenazas de mayores regulaciones y presión impositiva al comercio de granos, las Bolsas buscan estrechar lazos. Además, las entidades vienen trabajando de manera conjunta en temas estructurales de fondo desde mediados del año pasado. Por ejemplo, en Buenas Prácticas Agrícolas, Huella de Carbono y, sobre todo, en un plan agroindustrial para el país que le llevaron en su momento a todos los candidatos presidenciales.

 

No obstante, también hay intereses, realidades y urgencias particulares de cada entidad que hicieron que las propuesta de Martins de ir a la Expo todas en un solo stand rápidamente sea aceptada. En Rosario, claramente, prefieren bajar el nivel de exposición a raíz del caso de Vicentín.

 

Y es que entre la excesiva politización que tiene el caso en algunos medios y la postura oficial pública de la Bolsa de que están al margen porque es un tema privado de un jugador y ellos siempre actuaron acorde a sus reglamentos, hay un impacto institucional negativo fuerte y cierto en la valorización pública que se hace de la entidad en el campo y en la ciudad.

 

Es por eso que con su cotización en baja y cientos de chacareros afectados por la cesación de pagos de la empresa que tenía como referente público a su ex presidente Alberto Padoán recorriendo Expoagro, a Rosario le cierra “compartir logos” con las otras Bolsas cerealeras. Sobre todo porque no hay humor en el agro como para ver a la Bolsa montando shows como los que hizo el año pasado cuando su actividad central en la feria fue difundir sus órganos propagandísticos. 

 

Precisamente, el descuido de la anterior conducción en abordar la agenda del mercado físico de granos para concentrarse en atender los intereses de la exportación y sus propios proyectos comerciales es la crítica más recurrente que se escucha de los operadores. Por ejemplo, mientras que en el pasado la Bolsa aprovechaba la expo para armar campañas para fortalecer el volúmen y la transparencia del mercado (como lo fue "Seis Claves" de la gestión de Cristián Amuchástegui), los puntos fuertes de la Bolsa en las últimas Expoagro fueron las críticas de Padóan al NCA por las tarifas que le cobraba a las exportadoras y la difusión de sus órganos de propaganda.

 

Así es que a la Bolsa local le vino como anillo al dedo compartir el stand y reducir su nivel de exposición. No en vano, de su bolsillo salieron fondos para que las Bolsas cerealistas más chicas puedan tener prescencia por primera vez en la expo.

 

18.02.2020 07:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina