Seguínos en:
Agromercados

Disparada del dólar

La soja subió $1.000, pero el mercado se paralizó por la incertidumbre cambiaria

No hubo volúmen operado en la Bolsa de Comercio de Rosario. Para colmo, el escenario internacional tampoco ayudó.

La disparada del dólar, que subió 30% en un día tras el aplastante triunfo en las primarias del candidato justicialista Alberto Fernández, paralizó toda la economía real, y el mercado de granos no fue la excepción. En efecto, este lunes no hubo operaciones en la Bolsa de Comercio de Rosario, principal recinto de comercio de soja con entrega inmediata

 

Si bien, hubo compradores que ofertaron pagar $12.000 la toneladas por la soja disponible, lo que significa una aumento de $1.000 contra el viernes, no aparecieron vendedores interesados. Es que la incertidumbre deja sin referencias al productor y ante la posibilidad de vender a un precio que mañana quede bajo, los chacareros prefieren sentarse sobre los silos y no vender granos hasta que se aclare el panorama.

 

"Claramente, la incertidumbre por el dólar paraliza las operaciones. Tendría que aparecer un precio realmente irrisorio para que un productor o acopiador quiera vender", señaló el corredor de granos Cristian Roberti. "Además, al comparar cuánto subió el dólar y a cuánto demandaron la soja, aparece que el poroto tiene márgen para subir en pesos. Por eso ante tanta incertidumbre nadie se arriesga a vender", agregó el operador. 

 

"El productor hoy privilegia estar posicionado en granos. El mercado seguirá expectante durante las próximas jornadas  viendo cómo evolucionará el mercado financiero y no se verán muchos negocios, al menos hasta que se vaya despejando la incertidumbre política", agregó Roberti. "La venta de soja se reactivará cuando se estabilice el dólar", explicó el corredor.

 

Con respecto al maíz, también subió el precio ofrecido por el comprador al pasar de $6.000 a $6.600 con descarga inmediata. Pero, al igual que en la soja, no aparecieron compradores. En este caso, también pesó lo ocurrido en Chicago, que experimentó una muy fuerte baja en la cotización de ese grano a raíz de que el USDA no recortó las estimaciones de producción cuando el mercado esperaba una fuerte rebaja por las cuestiones climáticas.

 

A los productores la suba del dólar los beneficia por la suba de precios en pesos, pero sobre todo porque le licua el costo de las retenciones, que era de $4 por cada dólar exportado. No obstante, como tiene insumos dolarizados, la suba del dólar le impacta negativamente en los costos. No en vano ya hay grupos de productores que estuvieron hoy apurando compras de insumos. Igual, la mayoría de las agronomías apostaron ayer a no facturar a la espera de que se estabilicen las cotizaciones. 

 

12.08.2019 16:53 | Fuente: punto biz