Seguínos en:
Negocios

¿Qué abre?

Cerró Pasaporte y asoma nuevo proyecto en la esquina más parisina de Rosario

Se sumó un socio mayoritario que busca darle una nueva impronta.

Pablo Bonilla, quien fue propietario del mítico boliche rosarino Luna, se asoció con el actual dueño de Pasaporte y estará a cargo de su dirección. El tradicional bar, abierto desde mayo de 1986, seguirá conservando su lugar en la emblemática esquina de Urquiza y Maipú pero, por ahora, permanece cerrado y ya se encuentra en pleno trabajo de restauración. La idea de Bonilla, que también es arquitecto, es que vuelva al ruedo con un nuevo estilo.

 

Al ser patrimonio histórico de la ciudad no se puede tocar la fachada del inmueble, sin embargo, Bonilla aclaró que la idea es respetar la clásica imagen del lugar. Los cambios serán por el lado del mobiliario, la carta, y su ambientación, con un estilo que el nuevo socio define como de pub inglés.

 

"Aquello que esté en buen estado lo vamos mantener. De las mesas se conservan las patas y se cambian las bases que se van a hacer nuevas pero igual a como estaban antes. Las sillas se cambiaron pero también van a seguir siendo de madera. El piso lo vamos a restaurar entero y también vamos a poner una nueva iluminación, que va a ser acorde a cada momento del día", contó Bonilla.

 

El arquitecto se encontraba retirado del rubro y no tenía en mente sumarse a un nuevo proyecto, hasta que un amigo suyo le sugirió la idea de Pasaporte. Fue así que Pablo decidió hablar con el dueño, a quien conocía desde hacía años, para ofrecerle llevarlo adelante en conjunto. “El estuvo de acuerdo porque la parte del bar no la manejaba bien. Yo quería volver a convertirlo en un emblema como lo fue durante tantos años. Los vecinos que pasan nos agradecen el trabajo que estamos haciendo porque el bar estaba muy deteriorado y ya no iban”, explicó Bonilla

 

Por esos días están trabajando en cambiar la carta y establecieron que durante el día va a haber dos menús ejecutivos con entrada, plato principal y postre, además de la comida típica de bar que Pasaporte ya tenía como pizzetas, sandwiches y ensaladas. Se suma una nueva propuesta que es la cena ejecutiva, que irá de miércoles a domingo.

 

Además, está armando una barra de mármol con espejos que se ubicará al fondo. Allí planea desarrollar la nueva propuesta de coctelería y agregar dos variedades nuevas de cervezas artesanales, con happy hour. 

 

En cuanto a su decoración, Bonilla adelantó que incoporarán objetos que le quedaron desde el cierre del bar La Luna en julio del 2015. Algunos de ellos son piezas de artistas rosarinos, como cuadros y una escultura de Fabián Rucco, también numerosas carpetas musicales. "Ahora con todos esos archivos estoy digitalizando tema por tema para hacer bloques musicales específicos para la mañana, la tarde y la noche", explicó.

 

Además, está armando cortos de videos con imágenes que tenía del Cirque du Soleil y Chaplin, entre otros, y haciendo una selección de recitales en vivo que planea proyectar para darle otra atmósfera al bar. Por ahora su inauguración está planeada para el viernes 19 de octubre pero la fecha puede llegar a retocarse por las típicas demoras que conllevan este tipo de obra.

 

29.09.2018 05:00 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (2)