Gestión

Fuente:

Por Daniel Colombo

La rutina al levantarse de las personas más productivas: ducha fría

Redacción

La idea de levantarse y darse una ducha fría parece descabellada. Sin embargo, no es algo nuevo y la aplican muchos de los ejecutivos más productivos. Esta es una práctica conocida desde la antigüedad: Hipócrates, el médico griego nacido en el año 460 aC, considerado como el más grande de todos los tiempos, la recomendaba a sus pacientes como remedio a numerosas enfermedades. 

 

En esta época, Cristiano Ronaldo fue de los primeros deportistas en referirse a su práctica de darse duchas de agua fría para la recuperación muscular; y también la cantante y actriz Lady Gaga se mostró en fotos en una variante de la ducha fría: toma baños en hielo. 

 

También bañarse en agua fría al amanecer tiene sus adeptos en el mundo corporativo. Uno de los casos es el de Jack Dorsey, co-fundador y CEO de Twitter, quien no sólo pertenece al llamado “Club de las 5 de la mañana”, aquellos que se levantan cuando canta el gallo, sino que lo primero que hace es darse una prolongada ducha helada. 

 

7 beneficios de bañarse en agua fría 

Mejora la salud 

Como el corazón late más rápido y los músculos se tensionan un poco, se mejora el envío de sangre a todo el organismo, ayudando a la circulación. 

Estimulan las hormonas contra la depresión 

La depresión y su aparición vienen acompañadas de una alteración en ciertas hormonas en el organismo, en concreto la serotonina, la dopamina, la noradrenalina, la endorfina y el cortisol.

Aumento de la energía

El roce del agua fría con la piel aumenta los niveles de la energía, porque las terminaciones nerviosas se activan, se respira más rápido y el corazón late más fuerte. 

Mejor tolerancia al estrés 

Las exposiciones al agua fría ayudan a mejorar el control del estrés, y, como consecuencia, se fortalece el sistema inmune. Médicamente se han usado para reducir dolores crónicos, mejorar la función renal y la calidad del sueño, especialmente por la sensación de bienestar y relax después del shock del baño frío. 

Aumenta la capacidad respiratoria

Es natural que ni bien te metes en una ducha fría te hiperventiles, es decir que respiras rápido y profundo. Es una respuesta al choque térmico.

Refuerza tu voluntad

Al repetir esta acción diariamente, el centro de voluntad de su mente se ve reforzado, y podrás aplicarla en múltiples ámbitos de tu vida. 

Superas un reto

Al principio pueden parecer difíciles, aunque si lo sostienes en el tiempo y con regularidad espartana, empezarás a sentir más seguridad y auto regulación de tus emociones frente a los desafíos. 

 

5 tips para incorporar el hábito de la ducha fría 

Hazlo de golpe o poco a poco. 

El comienzo lo eliges tú. Puedes empezar con un baño de agua caliente como acostumbras, y, al final, ir bajando la temperatura progresivamente durante una semana, hasta quedarte al menos tres minutos con agua fría. O bien, meterte de golpe bajo el chorro frío.

Empieza en verano

Saber que lleva tiempo y constancia 

Si sudas primero es mejor 

Respira, respira profundo

Una sugerencia es enfocarte permanentemente en tu respiración. Tomas aire profundamente por la nariz, lo sueltas por la boca. Y repites. Si te gusta cantar, este es el momento de hacerlo con todas tus fuerzas. Y también puedes estirar tu cuerpo de distintas formas. Son estrategias para ayudarte a incorporar el hábito. 

 

Daniel Colombo

Facilitador y Máster Coach Ejecutivo especializado en alta gerencia, profesionales y equipos; mentor y comunicador profesional.

 

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Lo que tenés que saber de Gestión

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.