Economía

La letra chica

Hay empleados que cobraron más de $150.000 que tampoco pagarán Ganancias

Por Redacción

Se conoció la resolución de Afip que determina el nuevo esquema y define un doble parámetros para las exenciones.

Un empleado que cobraba menos de $150.000 al empezar el año y que en algún mes de 2021 recibe un aumento que lleva su sueldo por encima de ese valor no pagará el impuesto a las Ganancias si el promedio anual sigue por debajo de esa cifra.

De esta manera, el piso de $150.000 mensuales para quedar exento de Ganancias tiene un doble parámetro. Además de ese requisito “deberá considerarse el promedio del monto de la remuneración y/o haber bruto mensual correspondiente al período fiscal anual”.

Y “no corresponderá retención alguna del impuesto a las Ganancias en aquellos meses en que la remuneración y/o haber bruto de ese mes o el promedio de las remuneraciones y/o haberes brutos mensuales a ese mes -el que fuere menor- no supere la suma de pesos ciento cincuenta mil ($ 150.000.-).

Así lo determina la Resolución General 5008/2021 de la AFIP, publicada este martes en el Boletín Oficial que aclara que la retención de Ganancias debe tener en cuenta “las variaciones normales y habituales que pueden sufrir las remuneraciones y/o haberes brutos, por motivos estacionales -mayor demanda de trabajadores-, negociaciones colectivas o situaciones similares”.

Así, el tributarista Marcelo D. Rodriguez, de MR Consultores, dio el ejemplo de un trabajador con remuneraciones brutas mensuales de $ 140.000, que tiene un aumento y su sueldo bruto pasa $ 170.000 a partir del mes de noviembre de 2021.

Si bien a partir de noviembre superó los $ 150.000, el promedio anual de su remuneración bruta será de $ 145.000 y, en consecuencia, queda exento del pago del impuesto durante todo el año. Eso significa que no deben descontarle Ganancias tampoco durante los meses que ganó $ 170.000 brutos.

En cambio, con remuneraciones de $ 140.000 mensuales, a quien se le incrementa el sueldo a $ 200.000 en octubre de 2021, a partir de ese mes, el promedio anual sube a $ 155.000 y pasaría a pagar el impuesto por los meses de octubre a diciembre y el proporcional del aguinaldo.

Entonces, para determinar si corresponde o no la retención de Ganancias, los empleadores o ANSeS y las Cajas previsionales deberán observar no solo si el sueldo o haber bruto supera o no los $ 150.000 sino, además, si el promedio mensual acumulado a ese mes supera o no esa cifra.

Eso podría llevar a que dos trabajadores tengan en un mes el mismo sueldo, (por ejemplo, $ 200.000) pero, por acumular sueldos promedios distintos –uno por debajo de los $ 150.000 y el otro por encima de esa cifra-, el primero siga sin tener retención de Ganancias y el otro comience a tributar.

La reglamentación de Economía fijó que para el cálculo del impuesto deberá computarse en forma mensual todas las sumas percibidas, tengan o no carácter remuneratorio.

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES.

Si querés ser protagonista de los Negocios necesitás información.
Si estás acá es porque necesitás esta información.

SUSCRIBITE

Por asesoramiento personalizado o consulta de Planes Corporativos escribinos a suscripcion@puntobiz.com.ar o llamanos al 341-4475591. Whatsapp al 3415034363.

Más info

Lo que tenés que saber de Economía

Las más leidas

Además

La sesión de tu cuenta se cerro por exceso de usuarios.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?