Seguínos en:
Judiciales

Millonario default

Apuntan ahora al vice de Grimaldi SA por la caída de la cerealera

(por Mariano Galíndez) Su socia minorita lo denunció penalmente como eslabón clave del vaciamiento, pero el empresario le responde con munición gruesa

El cruce de presentaciones judiciales ante la Unidad de Delitos Económicos del Ministerio Público de la Acusación por el default de la cerealera Sebastian Grimaldi SA mostró un fuerte contrapunto por el papel del vicepresidente de la firma Eduardo Nannini.

 

Desde que el grupo cerealista entró en default en enero, la atención se centró sobre su titular Sebastián Grimaldi, pero en la denuncia penal que presentó María de los Ángeles Cavallero, la gerenta y socia minorista (30%) del acopio Agropecuaria Leones (que era parte del grupo), pidió que se investigue el papel de lo que bautizó el “clan Nannini” en el vaciamiento de la firma.

 

Tal como contó punto biz cuando publicó la denuncia, Cavallero sostiene que la corredora se quedó con los fondos obtenidos por las ventas de granos que el acopio de Leones había comprado a productores, estimando en u$s 30M el faltante por granos vendidos pero no pagados a productores más u$s2.5M en granos cobrados pero entregados a Cargill y Cofco.

 

Su argumento es que todas las operaciones la armaba la corredora y que el acopio sólo hacia el papeleo y la administración de las directivas que le llegaban desde Grimaldi. Es por eso que pide que se investigue si Nannini, que además de ser vice de la corredora tiene el 70% del acopio de Leones, fue el verdadero cerebro de la operación y asegura que su hija Araceli Nannini (contadora de la corredora), su otra hija (Marilina) y Ariel Martínez (esposo de Araceli), también empleados de la corredora, fueron cómplices al ser los que ejecutaron en los papeles las maniobras de estafa y vaciamiento. Empleados que, según denunció, se tomaron vacaciones tras el estallido y luego fueron indemnizados.

 

Pero en su presentación judicial, Nannini rechaza de plano las acusaciones. Primero suscribe la denuncia que Sebastián Grimaldi le hace a Cavallero (vaciar la empresa al cobrar ella cheques del acopio por $374M con facturas falsas generando así la deuda con los productores) y luego asegura que la gerenta “tenía el control del acopio y lo manejaba con total discrecionalidad”. Según asegura, al detectar la maniobra de vaciamiento le encargó una auditoría a el estudio Balmaceda & Asociados que la gerenta no permitió continuar argumentando que le habían ingresado un virus informático. También asegura que la gerenta se negó a entregarle todos los libros contables que están en su posesión. Y por eso pide a la Justicia, a fin de preservar evidencias, que se allane su domicilio particular y el de la empresa rosarina Solver Informática, que tiene soporte informático de toda la documentación contable.

 

Nannini también denuncia que el 7 de febrero la removió del cargo de “con justa causa (hay egresos de la Sociedad justificados con supuestas  facturas de dudosa procedencia; venta de animales sin mi autorización y cheques librados por usted en favor de clientes que no entregaron granos, entre otras irregularidades)”. COmo , Cavallero se negó a abandonar su puesto, el 20 de febero designó a otra gerenta (Rocío Acosta, que fue empleada de la sociedad). "Cavallero quiere presentar al acopio en concurso preventivo en su exclusivo beneficio personal”, asegura ya que le permitiría licuar así el pasivo que generó con sus supuestas maniobras delictivas.

 

Y luego de exponer esos argumentos, finalmente Nannini pide que se "desestime y rechace en su totalidad, por falsa, improcedente y contraria a derecho" la denuncia penal por estafa y vaciamiento en su contra.

 

01.04.2019 07:00 | Fuente: Mariano Galindez (punto biz)