Les costó arrancar por un prejuicio, insistieron y ahora piensan en grande
Seguínos en:
Emprendimientos

Quieren ser Nº1 en el rubro

Les costó arrancar por un prejuicio, insistieron y ahora piensan en grande

Son dos amigos y tienen un local de indumentaria infantil. Al principio, los clientes seguían de largo pero la dieron vuelta. 

Según el ABC de los negocios “el cliente siempre tiene la razón”, pero, si bien se trata de una buena estrategia para mejorar la atención al público, la realidad indica que esta regla no siempre se cumple. Para ejemplificarlo está el caso de Petit & Petite, un negocio de indumentaria infantil atendido por dos amigos que al principio notaron una extraña tendencia en los clientes: al ver que quienes atendían eran varones, seguían de largo y no ingresaban al local.

 

“Nos pasó muchas veces de ver personas que llegaban hasta la puerta del local, pero cuando miraban para adentro y veían que quienes atendíamos eramos dos hombres, seguían de largo. Ahora bien, aquellos que ingresaban quedaban encantados y siguen volviendo”, indica Milton Caballero, uno de los dueños, a Punto biz. “Al principio no sabíamos qué hacer, era algo que no nos hubiéramos esperado y sin embargo nos pasaba, pero con el tiempo fuimos superando ese prejuicio”, agrega.

 

Petit & Petite abrió por primera vez sus puertas en 2016 en Moreno 873 y es un minorista de ropa boutique para niños desde 0 a 12 años. El concepto del local es trabajar sobre la mezcla de diferentes estilos, y entre las marcas que trabajan se encuentra Broer, Viva la Pepa y Gepetto, entre otras. Además, de la mano de Juan Manuel Leiva, el segundo de los socios y estudiante de diseño de indumentaria, esperan lanzar su propia línea de ropa en el futuro cercano.

 

“Decidimos emprender en este rubro ya que los dos somos tíos y estamos acostumbrados a ir a este tipo de locales y que sólo nos indiquen qué ver. Por eso quisimos crear un espacio dónde la atención haga la diferencia”, continúa Caballero.

 

El mes pasado, Petit & Petite ganó el premio a Mejor Vidriera de Navidad por la originalidad de su propuesta. El concurso de vidrieras “Navidad a Cielo Abierto” fue organizado por la Municipalidad de Rosario junto con diversas organizaciones y se desarrolló en el marco del Programa de Fortalecimiento de Centros Comerciales a Cielo Abierto. Para elegir a los ganadores el concurso evaluaba la vinculación del producto a la temática navideña, la comunicación visual, la creatividad y la innovación, además del sistema de montaje y los materiales utilizados.

 

Habiendo superado el prejuicio inicial de algunos clientes, y habiéndose afianzado dentro del rubro de la indumentaria infantil, los socios ya piensan como seguir expandiéndose y tienen planeado mudarse al Paseo del Siglo para fines de 2018. “Queremos que Petit & Petite se convierta en el primer local que elija la gente para vestir a sus chicos”, concluye Caballero.

 

22.01.2018 05:00 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (4)