Seguínos en:
Economía

Cumbre empresaria en Mar del Plata

Al coloquio de Idea lo corrieron por derecha y oficialista

Tres analistas de peso, con frases muy picantes contra la organización empresaria. ¿De qué se quejaron?

El coloquio anual de IDEA es una de las citas empresarias más fuertes del año por la talla y magnitud de las empresas que asisten. Si bien está formada por empresarios de todos los sectores (su titular es hoy el presidente de Dow), no se trata de una entidad gremial o corporativa, pero sí que busca instalar los drivers que pretenden los principales hombres de negocios para el rumbo económico.

 

Precisamente, su relación con el gobierno anterior se cortó cuando, todavía estando Néstor Kirchner en la Casa Rosada, el por entonces presidente de la entidad empresaria, Alfredo Coto, fue el primero en advertir sobre el aumento de la inflación. A partir de allí no hubo más funcionarios nacionales que asistieron a la cumbre, que siempre se hace en Mar del Plata, hasta la asunción de Mauricio Macri, quien en la edición 2015 jugó bien de local recibiendo el fuerte apoyo empresario.

 

Este año, sigue la buena sintonía entre gobierno y empresarios, sobre todo cuando se trata de diferenciarse del pasado populista. No en vano, el optimismo empresario es el más alto en al menos 22 años, según muestra la encuesta de expectativas que reveló D'Alessio Irol en el coloquio. Un 84% cree que la situación económica es mejor que hace seis meses y casi 9 de cada 10 creen que será mejor aún el próximo semestre. Y la mayoría prevé aumentos de ventas, inversión y exportaciones.

 

No obstante, al pasar el peine fino a los discursos surgen algunas diferencias. Por ejemplo, funcionarios de gobierno y principales dirigentes de Cambiemos, como la gobernadora María Eugenia Vidal, les están pidiendo a los ejecutivos que "salgan de sus zonas de confort" y que inviertan más para que los brotes verdes  que se vislumbran terminen por germinar y de la recuperación se salte al crecimiento. En esa línea, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, le puso picante a su disertación de hoy al quejarse de la actitud crítica de los empresarios con el gobierno por no avanzar más rápido en reformas estructurales, como la impositiva o la labora, al decir que "mientras que el avión que se caía, en business se quejaban porque el pollo estaba frío".

 

Y como novedad este año, las críticas al coloquio no vinieron desde los sectores progresistas y sindicales sino "desde la derecha". Es que tres importantes referentes del pensamiento liberal económico salieron con los tapones de punta contra los organizaciones de la cumbre. Y el reclamo es por la ausencia de panelistas más liberales que critiquen al gobierno con mayor firmeza por no apurar reformas estructurales, como el ajuste del gasto público para reducir el déficit fiscal.

 

"Coloquio de IDEA, una de las reuniones empresarias más importantes del año, sin liberales exponiendo. Así nos va", se quejó en su cuenta de twitter el economista José Luis Espert, de los más enérgicos críticos "por derecha" del gobierno.

 

En esa línea, el ex viceministro de Economía de Carlos Menem, Carlos Rodríguez, se quejó en su twitter de que "el coloquio de IDEA es un encuentro entre Lobbistas y Gobierno, bajo cualquier gobierno, eso es lo que siempre fue desde hace décadas".

 

Finalmente, otro de los economistas más liberales como Roberto Cachanosky terminó de redondear la crítica de Rodríguez al decir que IDEA "es sólo un lugar para hacer lobby donde las ideas son lo de menos".

 

12.10.2017 13:55 | Fuente: