Seguínos en:
Agromercados

Inminente inicio de operaciones

La Bolsa de Rosario pone a funcionar un nuevo mercado: RosPorc

(por Mariano Galíndez). Se trata de la primer plataforma argentina de negociación electrónica de ganado porcino. Tendrá mecanismos de pago seguro y arbitraje.

La Bolsa de Comercio de Rosario se apresta a poner en marcha su nueva y ambiciosa iniciativa: un mercado digital para la compra venta de ganado porcino bautizado RosPorc. Se trata de la primera plataforma argentina de negociación electrónica de ganado porcino que permite conectar productores con compradores de manera directa.

 

En líneas generales, las empresas que sean dada de altas pueden armar sus ofertas (cantidad, categoría, calidad, precio, origen, forma de entrega y plazo de pago) tanto abiertas a todos como dirigidas a una contraparte específica y allí se habilita la negociación de las condiciones. Y al ser confirmada por las partes la operación, se pueden descargar los comprobantes. Pero más allá de todas las ventajas que supone sumarle tecnología al comercio (como simplificar procesos y bajar costos, objetivos de la iniciativa), el hecho de estar bajo control de la Bolsa de Comercio le suma dos factores fundamentales: seguridad y transparencia. En efecto, las operaciones tienen el registro y el respaldo de la Bolsa, con sus tribunales de arbitraje para la solución de diferendos.

 

En esa línea, se diseño un sistema por el cual las partes tienen la posibilidad de operar con la modalidad de pago seguro, que implica el adelanto de un porcentaje de la transacción que queda en custodia de Bolsa  previo a la entrega de la carga en las instalaciones del comprador para que una vez entregada y conforme, la entidad bursátil transfiera el monto al vendedor. “Ofrecemos tranquilidad en la transacción para ambas partes: vendedores están seguros de que el dinero que recibirán por la venta está depositado antes de enviar el ganado, mientras que compradores saben que su pago no se liberará hasta no recepcionar la mercadería”, asegura la Bolsa.

 

Es que más allá de ser una plataforma de comercio lo que se busca es generar un mercado, cuya principal función social –por definición- es la de generar, de forma transparente producto de la puja de oferta y demanda, precios de referencia. Y, a diferencia de otros sectores del agro (hacienda, granos), en el negocio porcino no existe un mercado de referencia con valores orientativos para todos sus actores.

 

En los últimos días, las autoridades de Bolsa le anticiparon la novedad al ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra y al gobernador de Santa Fe, Omar Perotti. En principio, la fecha para inicio de operaciones es junio.

 

El líder del desarrollo –cuya innovación tecnológica corrió por cuenta de la propia entidad- es el vicepresidente de la Bolsa, Hugo Grassi (h). Precisamente, su empresa familiar se convirtió en los últimos años en un fuerte jugador de la producción porcina. Y no fue la única cerealista en hacerlo. 

 

La idea de incursionar en los cerdos de la Bolsa proviene no sólo del fuerte crecimiento de la producción y el consumo interno, sino de las perspectivas de un mayor  desarrollo de toda la cadena de la mano de la muy fuerte demanda china que le imprimirá desafios de mayor eficiencia y manejo de volumenes al negocio.

 

El RosPorc es el nuevo mercado que crea la Bolsa luego del exitoso Rosgan. No obstante, el modelo es distinto. En este caso, no hay participación de consignatarios, no sólo porque se trata de una figura no desarrollada en el segmento, sino también por la preferencia de los promotores del RosPorc de mantenerlo bajo control total de la Bolsa sin interferencia de los intereses particulares de los agentes.

 

15.05.2020 06:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina