Seguínos en:
Judiciales

Millonario default cerealero

Contrapunto por BLD entre corredores de Rosario y Buenos Aires

(por Mariano Galindez) "Resulta poco afortunado aprovechar esta situación", se quejaron los cerealistas rosarinos. Los porteños se habían desmarcado previamente de la crisis

El Centro de Corredores de Cereales de Rosario emitió el viernes un comunicado en el que critica, sin nombrarlos, la postura que tomaron corredores de Buenos Aires y Santa Fe tras el millonario default de la agrofinanciera rosarina BLD, que sacude todo el mercado de granos.

 

“El Centro de Corredores de Cereales de Rosario es una cámara gremial, que vela por los intereses de la actividad, y no tiene ninguna injerencia respecto a las estrategias comerciales que siguen las firmas de corretaje las cuales corresponden al ámbito privado y son exclusiva responsabilidad de las mismas”, arranca el comunicado de la entidad que preside Miguel Simioni. Por lo tanto, el centro rosarino considera que los cerealistas que opinan sobre el tema incurren en “una conducta irresponsable que no genera ningún impacto positivo, sino que contribuye a aumentar la confusión y preocupación de los actores de la cadena”.

 

El eje de la polémica está en la figura del corre-acopio. La diferencia más importante con el corredor tradicional es que el correacopio toma posiciones en el mercado comprando y vendiendo mercadería, mientras que el primero acerca a las partes operando a cuenta y orden del productor.

 

Tras la crisis de BLD -operadora top five del mercado que creció exponencialmente en los últimos diez años como corre-acopio- el presidente del Centro de Corredores de Cereales de Buenos Aires, Mario Marincovich, salió a desmarcarse diferenciado corredores de corre-acopios y alertando sobre lo que, entiende, es el mayor riesgo que supone al productor operar con uno de ellos (que son compradores de su grano) frente a la mayor seguridad que dice significa operar con un corredor tradicional que opera a cuenta y orden del chacarero vendiendo a los grandes exportadores y aceiteros. 

 

También salió a dividir aguas entre ambas figuras el presidente del Centro de Corredores de Santa Fe, Guillermo Dutto, mientras que el presidente de la Cámara Arbitral de Cereales de Buenos Aires, Javier Buján, señaló la necesidad de “mayor institucionalidad” en el comercio de granos y el ex director del Matba, Ricardo Baccarín, advirtió falta de controles.

 

Pero distinta es la postura de los corredores de Rosario. “En cuanto a las diferentes modalidades de comercialización, el Centro de Corredores viene realizando docencia hace años en diferentes ámbitos, velando siempre por las buenas prácticas comerciales, siendo decisión de cada una de las partes la forma de comercialización. Por lo tanto, aprovechar esta situación para reavivar viejas antinomias, y pedir mayor regulación, consideramos que resulta poco afortunado en la coyuntura actual”, fustiga. Y terminas señalando que prefiere “dar siempre las discusiones en los ámbitos institucionalizados”.

 

En el corretaje de Buenos Aires siempre hubo una posición muy crítica con los corre-acopios, estrategia que tiene cuna en Rosario y que impulsó el liderazgo nacional de varias firmas locales. No en vano, ahora que cayó BLD, las principales voces críticas salen del corretaje porteño, gesto que no pasó desapercibido en los referentes cerealistas rosarinos, que prefirieron la cautela ante el cimbronazo del millonario default. Es más, la postura de Buenos Aires le costó una baja al Centro porteño ya que la firma Grassi SA, de las más importantes del país, decidió renunciar a mesa directiva de la entidad del corretaje porteño por no compartir el enfoque.

 

07.10.2019 07:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)

Certificados SSL Argentina