Seguínos en:
Emprendimientos

Frente a la crisis

Quería sumar ingresos a su casa y cocinó emprendimiento de alfajores low cost

Produce alfajores artesanales de distintos sabores y tamaños y cajas decoradas para hacer regalos.

Cuando la crisis económica en el país se acentuó a mediados del año pasado, Verónica Fuentes decidió que quería ayudar a la economía de su familia. Madre de cuatro hijos y fanática de la cocina, decidió aprovechar su hobbie para crear un emprendimiento bien dulce y así fue que nació Alfajores Verónica, su nueva apuesta dedicada a comercializar distintos tipos de alfajores artesanales, con el plus de venderlos a un precio bien económico para el bolsillo de los clientes.

 

“Yo soy ama de casa y siempre me gustó cocinar, así que mis conocidos me decían muchas veces que tenia que dedicarme a vender. Entonces se me ocurrió crear un emprendimiento para ayudar en mi casa con los ingresos, pero cuando empecé a pensar en lo que podía cocinar para vender no quería que fuera pastelería porque ya había muchos similares y así se me ocurrió lanzar una línea de alfajores artesanales, que es un producto que se consume mucho acá en el país”, contó Verónica a Punto Biz.

 

Por ahora, Verónica elabora cuatro sabores: chocolate oscuro, chocolate blanco, coco con dulce de leche y los clásicos de maicena. Todos se producen con ingredientes de primera calidad que la emprendedora se encarga de comprar en un lugar especializado en repostería.

 

En cuanto a la comercialización, tiene dos tamaños: chico y grande y ambos vienen en bandejas de doce unidades, aunque los grandes también los vende sueltos. El precio de la bandeja chica es de $90, un costo de $8 pesos por cada alfajor. La grande cuesta $310, lo que da un precio de $26 y si se compran sueltos cuestan $30, un valor más que económico si se tiene en cuenta la elaboración artesanal y se los compara con los alfajores industriales que en el super se ubican entre 35 y 40 pesos.

 

Si bien Verónica cuenta que al principio las ventas no fueron buenas, con el tiempo, y gracias a una amiga que comenzó a ayudarla con las redes sociales, pudo potenciarlas. Hoy tiene numerosos clientes y su principal aliado es su marido, que la ayuda como distribuidor, llevando un porcentaje de los alfajores a su trabajo en el Parque Industrial de Alvear, donde los vende a sus compañeros.

 

“Pensaba en dedicarme a algo que me permitiera poder seguir cuidando a mis hijos y por suerte lo encontré. Ahora también sumé cajas de alfajores decoradas con un lindo packaging pensadas para regalar en fechas especiales. Vienen con nueve alfajorcitos mini o cuatro alfajores grandes y fue una gran idea porque se vienen vendiendo re bien”, destacó Verónica.

 

08.07.2019 13:53 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)