Seguínos en:
Turismo

Para fanáticos

Tres "road trips" imperdibles para hacer una vez en la vida

Tres "roads trips" imperdibles para hacer al menos una vez en la vida, según recomienda el sitio Turismocity.

A tener en cuenta:
- Tener el registro de conducir internacional 
- Ser flexibles con el tiempo: en este tipo de viajes pueden aparecer lugares que no tenías en cuenta en el itinerario, que pueden hacerte desviar un poco el camino, con lo que lo ideal es no estar atado a tiempos.  
- Tener un GPS y descargarse antes los mapas para poder usarlos sin conexión a internet. 

Ruta 1 - Costa Oeste, USA

La costa oeste de California es otro clásico roadtrip para hacer alguna vez en la vida. El recorrido ofrece impresionantes vistas de la costa, saliendo del Golden Gate en San Francisco hacia el sur, hasta San Diego.

Su primera parada es Santa Cruz, para vivir bien a pleno la esencia de los años 60. Sigue hasta Monterrey, donde se puede frenar para ver el avistamiento de ballenas en la costa, continuando hacia Big Sur, región montañosa que despierta un aire muy hippie. Malibú es una parada obligada para los amantes del surf, con sus playas de impresionantes olas.  La ruta sigue hacia Los Ángeles, terminando en San Diego. Se recomienda si tienen tiempo desviar la ruta y pasar a conocer los parques nacionales Yosemite, Secuoia y Death Valley y el grandioso Grand Cañon. 

Ruta A1/M31 - Costa Este, Australia

Esta ruta combina naturaleza con playa, pasando por diversos paisajes y es considerada una de las carreteras panorámicas más lindas del mundo. El recorrido entero va de Melbourne a Sídney, atravesando 3 estados. Desde el auto se pueden ver desde grandes ciudades hasta zonas desérticas, playas vírgenes, cascadas y parques naturales. 

Este es un viaje ideal para los amantes del mar y los deportes acuáticos. En sus playas se puede practicar desde surf y buceo hasta submarinismo. 
Los imperdibles: Los Doce Apóstoles (especialmente al atardecer), el parque nacional Great Otway, Hyams Beach (la playa con la arena más blanca del planeta) y Pebbly Beach para ver canguros, y Summerland Beach para ver delfines y pingüinos (y en algunos casos, también ballenas).

Ruta 500 - Costa Norte, Escocia

Es una ruta circular que bordea las famosas Highlands en la parte norte de la isla, en una extensión de 800 km.  Comienza y termina en Inverness, ubicada unos 150 kilómetros de Edimburgo, conectando las ciudades y pueblos costeros de los condados de Wester Ross, Easter Ross, Sutherland y Caithness.
Recorre paisajes de cuento de hadas, pasando por varios castillos, lagos y cumbres. No es una ruta muy fácil de manejar, tiene algunos tramos muy angostos, puntos ciegos y curvas cerradas, con lo que hay que tener mucho cuidado. 

Las mejores vistas las proporcionan los miradores de Bealach na Ba, tramo que une Inverness con Applecross; sobre las islas Skye y las Hébridas y el tramo que une Urllapool con Durness. En este último, se puede ver el icónico puente curvo de Kylesku, que cuelga sobre las aguas del loch a’ Chàirn Bhàin.

Quienes detienen obligadamente el trayecto son también los castillos o ruinas de éstos, como el de Ardvreck, el de Varrich, el de Mey y el de Dunrobin. Rumbo al sur en dirección a Iverness se puede pasar también por algunas de las destilerías de la zona, como Old Pulteney Distillery o Dunnet Bay Distillery. 

Bonus track: Si viajan en invierno, con algo de suerte, se pueden ver auroras boreales entre los trayectos. 

 

26.04.2019 13:00 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)