Seguínos en:
Judiciales

Un negocio picado

Bodega rosarina se endeudó en dólares, cayó la devaluación y fue a concurso

Recesión, cambios en el consumo, y una ON en dólares fueron un mal trago para la firma. 

Tras cerrar un año con los resultados más bajos de su historia, las industrias vitivinícolas sufren los efectos de una crisis que la afecta por partida doble. Es que al mismo tiempo que cae el consumo de la población, los consumidores dejan el vino y se vuelcan a la cerveza. Si además irrumpió la devaluación cuando la empresa tenía deuda en dólares el cóctel puede ser fatal. Tal es el caso de la bodega Fincas del Rosario SRL -perteneciente a la familia Lowcewics-Moncunill- que tras acumular deudas con bancos y proveedores decidió ingresar en una convocatoria de acreedores para ordenar su situación financiera e intentar salir adelante.
 
La firma rosarina surgida como un emprendimiento familiar a principios de siglo comercializa las etiquetas Monteconejo y Dos Vientos. Maneja viñedos en la provincia de San Juan pero tiene domicilio oficial en Rosario y colocó en abril de 2018 Obligaciones Negociables por u$s 200.000. La operación -que fue concretada a través del agente local Guardatti Torti SA (GyT)- fue exitosa, pero al poco tiempo de realizarla ya se debía el doble del monto original.
 
Según indicaron voceros de la SRL a Punto biz, la fuerte devaluación, junto con el combo de retracción de ventas y altas tasas complicaron demasiado el panorama, por lo que la salida judicial resultó la única forma de cortar con una bola que se hacía cada vez más grande.
 
“El mercado interno, donde destinamos más de la mitad de la producción, cayó un 60% en 2018, y si tomamos los primeros meses de este año es del 90%. A eso sumale que la vitivinícola es una actividad que requiere indefectiblemente de créditos, porque desde que se cosecha hasta que se cobra lo producido tenés un desfasaje de al menos 12 meses”, relataron desde la firma.
 
Lo cierto es que según los datos disponibles en el sitio web del Banco Central de la República Argentina (BCRA), la empresa se encuentra con abultadas deudas con bancos y proveedores. Con los primeros, acumula un pasivo por $15,1 M con 7 entidades, en tanto que se informa que la firma liberó desde julio de 2018 un total de 244 cheques sin fondos por $18,5 M.
 
De las entidades financieras involucradas, con 6 el pasivo se encuentra en la categoría de “alto riesgo de insolvencia”: Banco Comafi ($5,6 M), Banco Galicia ($4,8 M), Banco Nación ($2,6 M), Banco Coinag ($ 726.000) y Banco Supervielle ($ 188.000).
 
Un par de datos corroboran la delicada situación sectorial: 
 
# La industria vitivinícola cerró en 2018 su peor año: el consumo per cápita cerró cerca de 19 litros (cinco años antes se bebían 25,6 litros). 
 
# Mientras que en 2018 consumo de vinos cayó 5,6% , el de las cervezas trepó un 5%. 

 

25.03.2019 06:49 | Fuente: punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)