Seguínos en:
Judiciales

Calculan el default en u$s 32M

Denuncia penal contra Grimaldi por estafa, fraude y vaciamiento

(por Mariano Galíndez) La presentó su socia minorista ante la Unidad de Delitos Económicos de la Fiscalía de Rosario. También acusa al vice Nannini.

El cerealista Sebastián Grimaldi fue denunciado penalmente por su socia minorista en el acopio Agropecuaria Leones. “Pido que se proceda a la investigación penal por la posible comisión de delitos de estafa, defraudación por el vaciamiento empresarial y retención indebida del dinero por la comercialización producida por la venta de cereales”, dice la presentación firmada por María de los Ángeles Cavallero y presentada en la Unidad Fiscal de Delitos Económicos y Complejos de la Fiscalía Regional de la Circunscripción Judicial Nº 2 del Ministerio Público de la Acusación. La denuncia alcanza al vice de la empresa Héctor Nannini, a la directora María del Carmen Giesenow, al síndico Gabriel Herrera y también solicita que se investigue por cómplices a los empleados de la firma Marilina y Araceli Nannini y Ariel Martínez.

 

La denuncia arranca contando cómo Grimaldi estructuró el corre-acopio a partir de 2016 en sociedad con la contadora Cavallero, negocio que dio ganancias hasta marzo de 2018, ya que a partir de esa fecha “empezaron a notar demoras en los pagos a productores en las últimas operaciones o que no se giraba con fluidez” el dinero que Grimaldi, como corredor, había obtenido de las ventas a exportadores de los granos que su acopio de Leones había comprado. "También para esa fecha empezó a operar en descubierto con bancos”, dice.

 

Según su relato, Eduadro Nannini la llamó el 4 de enero de 2019 "para que concurra a la corredora en Rosario porque Grimaldi estaba internado con problemas sicológicos en Buenos Aires", pero cuando llegó “la oficina era un caos” y al solicitar “los stocks granarios, extractos de cuentas, libros, encajes, y calces, descubrí que la empresa estaba vacía”.  A partir de ahí y ante el reclamo de pago de los productores, la contadora intimó al corretaje a normalizar el envío de dinero, asegurando no recibir respuestas sobre el faltante estimado en u$s30.7M por granos vendidos pero no pagados a productores más u$s2.5M en granos cobrados pero entregados a Cargill y Cofco.

 

En el escrito, la denunciante rechaza la acusación que le hizo Grimaldi de estar emitiendo facturas apócrifas para inflar el pasivo. Fue así que ante la no concreción del prometido salvataje, Cavallero hizo la presentación penal en Rosario, ciudad sede de Grimaldi SA, firma cerrada en febrero tras implosionar en enero.

 

“Hay sospechas de que el dinero faltante se fue transfiriendo a cuentas en el exterior y parte fue utilizado para acrecentar sus medios de vida. Además, solicito que se investigue la complicidad interna de todos los familiares Nannini (incluyendo a Díaz, esposo de Araceli, que era la contadora) que nada supieron explicar, rápidamente dejaron sus trabajos y se fueron de vacaciones recibiendo el 14 de enero el 100% de sus indemnizaciones cuando, supuestamente, no había un centavo para pagarle a acreedores”, dice la denuncia. 

 

Para la contadora, es falsa la explicación de que el faltante fue por “malos negocios” realizados por Grimaldi, al señalar que “siguió generando perjuicio hasta el último momento ya que el 7 de enero tomó un préstamo de $6M del Macro para girar en descubierto”. Además, para abonar la idea de que hubo fraude, la denunciante asegura que “el 18 de enero Grimaldi enajenó todo su patrimonio, como dos departamentos en las torres Maui, un Mercedes Benz C250, una lancha, una moto de agua, dos camas náuticas y el 50% de dos departamentos en Miami”.  

06.03.2019 06:00 | Fuente: Mariano Galíndez (punto biz)