Seguínos en:
Hábitat

Restauración mediante

Es un símbolo de la peatonal, lo querían sacar, pero lograron el ok y seguirá en pie

Una de sus dueñas luchó durante años para que no lo descuelguen por ser patrimonio cultural de la ciudad.

El emblemático cartel de calle Córdoba 1345, que pertenece al local donde se ubicó desde siempre la librería Ross, hoy librería Cúspide, finalizó hace unos pocos días un largo proceso de restauración destinado a preservar su imagen. Las obras comenzaron hace algunos meses atrás, luego de que el área de Protección Histórica de la Municipalidad de Rosario le otorgara a la actual dueña del cartel y referente cultural, Silvina Ross, el permiso para poder mantenerlo colgado en el que fue su lugar de siempre, escasos metros por encima de la puerta del comercio.

 

Sin embargo, la autorización obtenida por Silvina, hija del artista y fundador de la librería, Arnaldo Ross, no fue tarea sencilla y le trajo aparejada varios dolores de cabeza y años de lucha. Todo comenzó en el 2009, cuando fue aprobada la ordenanza vigente que estableció la eliminación de las marquesinas sobre calles y veredas. 

 

Esta nueva disposición dispuso la remoción de las clásicas cartelerías de la ciudad que no estuvieran amparadas bajo el resguardo patrimonial, como las del Hotel Marconi, Majestic y Presidente. Dentro de este grupo también se encontraba el cartel de Ross, aunque Silvina insistía en que tenía los papeles que demostraban que era considerado patrimonio histórico.

 

“Yo fui hace cinco años a hablar con las oficinas que se encargan del patrimonio de nuestra ciudad para exigir la autorización para dejar colgado el cartel, dado que el mismo es considerado patrimonio cultural, pero no querían dejarlo porque decían que violaba las normas vigentes. Cuando en el local se instaló la cadena Cúspide me puse a insistir de nuevo porque los nuevos dueños no querían dejar el cartel de forma ilegal”, contó a Punto Biz Silvina Ross.

 

Así fue como la referente cultural puso manos a la obra para preservar el símbolo de años de trabajo y esfuerzo por parte su familia y se reunió nuevamente con trabajadores municipales para encontrar una solución. Los mismos le informaron que si ella se hacía cargo de mantenerlo podían otorgarle el permiso tan deseado. Luego de muchos trámites y abogados de por medio, Silvina consiguió los papeles que la ponían como responsable de la estructura y de su preservación al frente de la fachada del clásico local. 

 

Con imagen renovada y los colores más vivos que nunca, se alza sobre calle Córdoba el cartel: Ross, librero, galería de arte, que hace mención a los oficios de su querido y recordado padre, Arnaldo.


 

 

12.02.2019 13:31 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)