Seguínos en:
Salud

Según especialistas

Adiós al mito que dice que el desayuno es la comida más importante del día

¿De dónde surge el mito de que el desayuno es la comida más importante del día?

Según publicó El Español, Daniel Ursúa, dietista-nutricionista, divulgador y autor de Nutrihabits, es más que probable que la importancia exagerada que hemos otorgado a la leche durante la infancia tuviera buena parte de la culpa: "Como la leche hay que acompañarla con algo, se apuntan los cereales de desayuno, la bollería y el cacao azucarado, que es la manera rápida de conseguir que, sobre todo los niños, desayunen sin grandes problemas".

Ursúa señala que una parte muy importante de la industria alimentaria se ha beneficiado sobremanera de esta falsa creencia "y la ha potenciado". Basta con acudir a cualquier supermercado y echar un vistazo a la ingente variedad de productos ultraprocesados repletos de azúcar y harinas refinadas que hay en las estanterías. Ni siquiera las supuestas versiones saludables, disfrazadas con reclamos como "digestive" o "fitness", son buenas opciones para nuestra salud.

¿Ayuda a adelgazar?

Otro de los mitos que rodean al desayuno dice que realizar habitualmente esta comida puede ser una buena estrategia para perder peso. Tradicionalmente siempre se ha pensado que saltarse el desayuno provocaba en nuestro organismo una sobrecompensación de energía durante el resto del día. Además, comer más temprano podría conseguir que llegásemos más saciados al resto de comidas e ingiramos menos alimentos. Se trata de una idea equivocada. La principal conclusión de los estudios realizados es que aquellos sujetos que desayunan regularmente consumen una media de 259,79 kilocalorías diarias más que aquellos que no lo hacen. "Se debe tener una precaución al recomendar el desayuno para bajar de peso en adultos, ya que podría tener el efecto contrario", señalan los investigadores.

"Alguien que no desayunaba o lo hacía de forma desordenada, empieza a controlar su alimentación e instaura, entre otros, el hábito de desayunar. Por el efecto del cambio global de hábitos pierde peso y lo asocia al desayuno", sostiene el especialista.

El especialista señala también que, más allá de obsesionarnos con desayunar o no, "lo más importante es controlar que esa ingesta sea saludable y tenga sentido dentro del resto de comidas del día". Además, subraya que en lo que realmente deberíamos fijarnos es en tener unos hábitos de alimentación totalmente saludables. "Es muy importante que dejemos de pensar en el desayuno como en una ingesta aislada del resto. Es igual de importante que la comida o la cena, y su composición debe adecuarse al plato saludable de Harvard. Bajo esas premisas, la composición dependerá de los gustos, hábitos y necesidades de cada uno", finaliza.

12.02.2019 13:00 | Fuente:

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)