Seguínos en:
Negocios

¿A qué se debió la decisión?

Después de casi 100 años, histórico comercio del centro hizo las valijas

Se mudó a un nuevo local muy cerca de su tradicional inmueble, que ahora pasó a nuevas manos.

La clásica librería Ferrazini, un ícono de la ciudad, cambió de dirección pero no de zona. Hace unos días, a través de redes sociales, sus dueños anunciaron que mudaban la tienda a Rioja 1229, abandonando después de casi 100 años el local que los vio crecer. Uno de ellos, Pablo Ferrazini, atribuyó la mudanza a una renovación en su imagen y a problemas edilicios en la anterior locación. 

 

“Hace tiempo que el servicio de librería pasa más por la distribución de mercaderías a empresas que por la venta y atención al público en sí mismo. Por esto, teníamos un local que ya no era funcional y ahora nos mudamos a uno más chico pero que nos permite un funcionamiento más ágil”, destacó Pablo y agregó que entre sus virtudes, el nuevo espacio es más moderno y cuenta con un subsuelo amplio que sirve como depósito.

 

Además, señaló que Ferrazini es una librería que abarca muchas áreas, desde lo más clásico como encuadernación, cartulinas, impresiones y afiches, destinado al mercado estudiantil, hasta productos que no tienen otros negocios del rubro, como distintos talonarios de pagarés y libros contables, que funcionan muy bien para empresas y estudios de contaduría.

 

Desde su apertura en 1886, la librería pasó por distintos domicilios. Primero se asentó en la esquina de Rioja y Mitre, donde ahora se encuentra la empresa Transatlántica. Luego, estuvo dos años en Santa Fe 1222 hasta su mudanza en 1921. Allí, pasó a estar en el emblemático local de Rioja 1174 en el que permaneció durante casi un siglo, hasta hace tan solo un pocos días. El comercio es administrado en la actualidad por la cuarta generación en la herencia familiar.

 

Durante la mudanza, el dueño contó que se encontró con el proyecto de construcción del edificio, con los planos del local e incluso con un papel que detallaba los gastos. Lo que para muchos sería una simple pila de basura, para los Ferrazini representó una reliquia familiar, por el gran valor sentimental de tantos años acumulados y tantas generaciones al frente del comercio. Un esfuerzo de mucho tiempo, no solo por hacerla resistir en los momentos más difíciles, sino también por agiornarla a los distintos cambios que hubo en su rubro.

 

04.12.2018 13:18 | Fuente: Punto biz

DEJE SU COMENTARIO

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (3)